Europa

Los periodistas españoles piden a Bruselas ayudas urgentes

La Federación Internacional de Periodistas pide por carta a Bruselas ayudas que defiendan un «puntal de la democracia europea».

Fape exige «soluciones efectivas» ante la coyuntura económica
Fape exige «soluciones efectivas» ante la coyuntura económica

Las principales asociaciones de periodistas de Europa, entre las que se cuenta la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (Fape), han reclamado por carta al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y a los grupos políticos de la Eurocámara que se comprometan a la adopción urgente de medidas para defender a las empresas periodísticas, a las que califica como «un puntal de la democracia europea».En las misisvas, el presidente de la Federación Europea de Periodistas (FEP), Arne Koening, urge a actuar «antes de que sea demasidado tarde», para proteger un sector que tiene «tanto derecho o más que los bancos o las compañías automovislísticas, que han recibido de las autoridades billones de euros». «La democracia –señala en su escrito– requiere una información fiable como bien público. Esto implica que necesitamos gente y recursos para producirlo. El periodismo y sus profesionales deben ser protegidos y animados a desarrollarse», afirma. Por ello, demanda que los partidos europeos incluyan estas medidas en sus programas electorales de cara a los comicios europeos que se celebran el próximo 7 de junio.«Soluciones efectivas»En la misma línea se ha manifestado la Federación de periodistas de España, que dirige Magis Iglesias y representa a 14.000 afiliados, y que ha exigido al Gobierno «soluciones efectivas en forma de un plan estatal que libre al periodismo español de las garras de la crisis». En este sentido, han demandado ayudas públicas al sector condicionadas al mantenimiento de los puestos de trabajo de las empresas editoras de los medios.La Declaración de Sevilla, rubricada el pasado 14 de marzo por las 48 asociaciones federadas en Fape, hizo expresa esta reclamación de los periodistas ante la situación actual del sector: «Es preocupante que las regulaciones de empleo puedan afectar a la calidad de los productos informativos en la medida en que los descapitalizan profesionalmente», subrayaba la declaración.Según la asociación, entre junio de 2008 y abril de este año, un total de 2.221 periodistas han perdido su puesto de trabajo como consecuencia de la coyuntura económica. Asimismo, respaldan la creación de una mesa parlamentaria que analice la situación con los diputados y senadores españoles en las cámaras legislativas nacionales.

Más peticiones a la UELas televisiones públicas europeas también remitieron ayer su propia demanda al Ejecutivo comunitario, al que pidieron tomar «parte activa» en las discusiones sobre el proceso de transición a la TDT y, en concreto, sobre el futuro de la banda UHF que quedará en desuso a raíz del «apagón» analógico, aún no resuelto.