Manuel Pizarro será el «número dos» de Rajoy en su lista por Madrid

El líder del PP también incorpora a Montoro. La noticia sobre Pizarro provoca un terremoto interno en el partido.

La Razón
La RazónLa Razón

Madrid- El ex presidente de Endesa Manuel Pizarro es el gran as bajo la manga que guardaba escondido Mariano Rajoy de cara a sus listas para las generales. Mientras toda la atención estaba puesta en Ruiz Gallardón y su posible inclusión en la candidatura de la capital, el líder popular, con la colaboración tangencial de José María Aznar, trabajaba en la sombra para intentar atar un fichaje de gran peso como «número dos». Fuentes de máxima solvencia dieron anoche a LA RAZÓN por cerrado ese fichaje.

Pizarro es un economista de muchísimo prestigio, plantó cara al Gobierno en la Opa hostil a Endesa y consiguió con ese pulso más que duplicar el precio de la acción para los accionistas de la compañía eléctrica. Tiene experiencia en el sector bancario, en bolsa, e incluso fue asesor parlamentario del PP en la etapa de Aznar (desde entonces es amigo del ex presidente del Gobierno).

Para el PP, su incorporación a la candidatura de Rajoy es un «rompedor golpe de efecto» que la refuerza considerablemente. Varía también el foco de atención en las quinielas sobre el futuro primer responsable económico de un Gobierno popular. Hasta ayer, en clave interna y externa había coincidencia en apuntar hacia Juan Costa, coordinador del programa electoral y político vinculado directamente a Rodrigo Rato. Con Pizarro en el equipo electoral del «número uno», todas las miradas cambian de tercio y le señalan a él como candidato con más posibilidades para convertirse en la «mano derecha» de Rajoy al frente del área económica, como vicepresidente, de ganar las elecciones –ya está pactado. Las primeras noticias sobre su incorporación provocaron anoche un terremoto dentro del partido. «Todo cambia», sentenciaba uno de los dirigentes con mano en el equipo con el que está trabajando Costa, que ha aglutinado a su alrededor a muchos nombres ligados al ex director general del FMI. Hay quien incluso dentro del PP interpreta el fichaje de Pizarro como un pequeño «tirón de orejas» para los «ratistas».

Encajar las últimas piezas

Pero no es la única sorpresa que guarda Rajoy. También recupera a Cristóbal Montoro, eurodiputado y ex ministro de Hacienda.

Una vez disueltas las Cortes, en Génova se trabajaba ayer tarde intensamente en encajar las últimas piezas del puzzle de las listas, bajo la presión de propios y ajenos por hacerse con un hueco. Tanto interés por apuntarse al equipo de Rajoy viene dado por el olor a victoria que se respira en las filas populares.

El secretismo seguía mandando y, de hecho, algunos «notables» del partido continuaban sin conocer su destino, lo que ha generado malestares internos. Respecto al caso de Gallardón, el PP de Madrid, encargado formalmente de redactar la lista por la capital, se plantea proponer el jueves al Comité Electoral Nacional sólo el nombre de Rajoy, a esperas de que éste desvele su decisión. Los populares también dan por hecho que Zaplana estará en esa candidatura.