Obama elige a Leon Panetta como director de la CIA

El presidente electo de EEUU, Barack Obama, anunció hoy formalmente la designación del ex jefe de Gabinete de la Casa Blanca durante el mandato de Bill Clinton Leon Panetta para dirigir la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

En una rueda de prensa en las oficinas de su equipo de transición, Obama anunció también su elección del almirante retirado Dennis Blair como nuevo director nacional de Inteligencia, el encargado de coordinar los trabajos de los servicios secretos del país. Al presentar los nombramientos, Obama afirmó que los servicios secretos «no representan un lujo, son una necesidad».
En una aparente crítica al Gobierno actual, que decidió ir a la guerra en Irak basándose en datos erróneos de inteligencia, el presidente electo, que asumirá el poder el día 20, afirmó que los servicios secretos deben «adoptar sus evaluaciones basándose en sólo los hechos y no en una agenda política». También aludió al programa de torturas contra sospechosos de terrorismo, que criticó duramente durante su campaña, al asegurar que «para mantener de veras nuestra seguridad, debemos adherirnos a nuestros principios».
El futuro gobernante indicó que además, John Brennan, un veterano de la CIA, será el asesor de Obama en la Casa Blanca para asuntos de lucha contra el terrorismo. Inicialmente Brennan había sido la opción favorita del presidente electo para encabezar la CIA, pero el ex funcionario retiró su candidatura debido a las protestas del ala más izquierdista demócrata, que criticaban declaraciones en las que parecía apoyar aspectos del programa de malos tratos desarrollado por ese servicio secreto contra los sospechosos de terrorismo.
Al nombrarle directamente para un puesto en la Casa Blanca, Obama evita a Brennan el escrutinio público al que su nombramiento hubiera debido someterse. A diferencia de Brennan, los cargos de Panetta y Blair deben ser ratificados por el Senado en una audiencia de confirmación. Como asesor de la Casa Blanca, Brennan tendrá una gran influencia en la política hacia Irán, en la que ha reclamado grandes cambios. El ex funcionario dirige en la actualidad una firma privada de seguridad y análisis de riesgo. La formación del equipo de Inteligencia de Obama ha sido una de las más complicadas en su Gabinete.
El nombramiento de Panetta, un político con un importante historial en el manejo de presupuestos y de gestión, pero con escasa experiencia de primera mano en el sector de los servicios secretos, también recibió críticas al filtrarse en los últimos días. Las críticas estuvieron encabezadas por la senadora Dianne Feinstein, nueva presidenta del comité de Asuntos de Inteligencia, que se lamentó de no haber sido consultada. Obama se disculpó personalmente y Feinstein retiró sus objeciones. En sus declaraciones, el presidente electo afirmó hoy que Panetta será un «firme defensor» de la CIA que aportará importantes cualidades en la gestión y en su capacidad de enlace con el Congreso. Por su parte, Panetta afirmó que los agentes de los servicios secretos «están en primera línea de nuestra seguridad y merecen y tendrán todo mi apoyo».