Peñafiel se reindustrializará con otro polígono en suelo de la azucarera Ebro

La consejera de Agricultura agradece a la empresa su compromiso con el empleo y el desarrollo de la zona.

Silvia Clemente junto al alcalde de Peñafiel, Félix Ángel Martín
Silvia Clemente junto al alcalde de Peñafiel, Félix Ángel Martín

peñafiel- La localidad vallisoletana de Peñafiel, en pleno corazón de la Ribera del Duero, ya ve la luz del final de un túnel que se atisbaba demasiado negro, tras el varapalo, tanto económico como laboral, que supuso para la zona el cierre de la azucarera Ebro-Puleva, después de cincuenta años de funcionamiento, debido a la reforma europea del azúcar.Y es que ayer se procedió a la cesión de casi 300.000 metros cuadrados de suelo industrial, con un valor catastral de 2,4 millones de euros, de la empresa azucarera al ayuntamiento de Peñafiel para la puesta en marcha de un parque industrial que estará en funcionamiento en 2010. Un nuevo polígono en el que el alcalde Félix Ángel Martín tiene depositadas muchas esperanzas para el futuro del municipio y alrededores, ya que absorberá al más de centenar de trabajadores que se han quedado sin empleo tras el cierre de la azucarera, y atraerá a nuevas empresas. Interés empresarialEn este sentido, el regidor avanzó que este parque industrial, que estará dedicado al sector alimentario y, especialmente, a la industria vitivinícola, tan importante en esta zona, tendrá el metro cuadrado muy barato para atraer a nuevos inversores, y adelantó que son varias las empresas interesadas en instalarse en el polígono. Por su parte, la consejera de Agricultura, Silvia Clemente, presidió la firma de la cesión junto al alcalde y el presidente de Ebro-Puleva, Antonio Hernández Callejas, agradeciendo a la compañía su compromiso con el empleo y el desarrollo de la comarca de Peñafiel. Clemente recordó también el compromiso de la Junta con las zonas afectadas por la reforma del azúcar, con actuaciones en cinco años que prevén inversiones por valor de 50 millones de euros para 24 proyectos empresariales, ocho de ellos en Peñafiel, entre los que destaca una planta para elaboración de cereales, y otros 50 millones para seguir impulsando el cultivo de la remolacha. Castilla y León produce el 84 por ciento del azúcar de toda España, y en la cosecha de este año ha logrado mantener la producción tras años de descenso. En la actual azucarera, propiedad de ABF y British Sugar, seguirá la producción de azúcar líquido, y habrá otro proyecto de Ebro de ingredientes bioactivos.

Clemente niega una plaga de topillos en ÁvilaLa consejera Silvia Clemente negó que en la comarca abulense de La Moraña haya una plaga de topillos como ha denunciado Asaja. Clementedijo que en los siete primeros meses de este año se han recibido en la Consejería 18 avisos de actividad de topillos en 16 localidades de Ávila, de las cuáles, en cuatro no hay actividad, y en las doce restantes, la actividad está dentro de los parámetros normales y no requiere tratamiento. La consejera recordó que si no hay 400 topillos por hectárea no se puede hablar de plaga y apuntó que en esta zona estaríamos hablando de cinco topillos por hectárea.