PP e IU descartan un acuerdo global en el pacto anticrisis

Los populares elaborarán un documento alternativo porque el del Gobierno «no es de consenso».

Salvador Fuentes, Jaime Raynaud y Jorge Ramos, ayer, en la sede del PP-A, con el documento de la Junta
Salvador Fuentes, Jaime Raynaud y Jorge Ramos, ayer, en la sede del PP-A, con el documento de la Junta

SEVILLA- Las negociaciones para un pacto anticrisis entre los partidos políticos y la Junta van a acabar como empezaron: con un intercambio de documentos con las propuestas de cada una de las partes. Ayer, el Gobierno andaluz entregó un texto con 41 propuestas a PP, IU y PSOE para que lo analicen y den su opinión después de Semana Santa; los populares anunciaron que elaborarán uno propio, ya que no se trata de una «propuesta de consenso». IU también enviará «algunas propuestas complementarias». Salvo que los líderes políticos den un impulso final, el acuerdo global parece descartado.El documento elaborado por la Junta es un resumen de las cinco reuniones mantenidas por los partidos políticos. Ha sido el propio Gobierno andaluz el que lo ha elaborado y, por tanto, no responde a una labor conjunta, sino que se trata de un compendio de las propuestas de los partidos filtrado por el propio Ejecutivo. El secretario general de la Consejería de Economía, Antonio Ávila, señaló que se han aceptado la mitad de las propuestas de PP e IU, algunas de ellas de manera «literal». Ávila afirmó que las medidas se aplicarán exista o no acuerdo político.La inversión prevista para ejecutar las 41 medidas es de 5.000 millones de euros. Ahora bien, el horizonte temporal de algunas de ellas no es inmediato, sino que se prolongan «a lo largo de la legislatura». Muchas de ellas son compromisos de desarrollo de acciones de Gobierno: es el caso de la puesta en marcha de la segunda fase del Programa de Suelo Productivo de Andalucía, acción ya vigente y que cuenta con una inversión prevista superior a 500 millones.Otras propuestas son compromisos del Ejecutivo, como las líneas de avales a títulos de renta fija por valor de 1500 millones de euros, una segunda edición del Plan para Mejorar la Empleabilidad (Memta) y del de obras en los municipios (Proteja), la creación «de una gran caja de ahorros», o la reforma del sistema de financiación autonómica según los criterios marcados por el Estatuto de Autonomía.En cuanto a las medidas de austeridad, una de las grandes demandas del PP, el texto habla de realizar «un plan de auditorías energéticas en edificios de la Junta». También apuesta por fomentar la eficiencia energética en la flota de vehículos propiedad de la Junta, «con la incorporación de vehículos híbridos y clase A». No se cita la posibilidad de reducir la flota de 299 vehículos oficiales.El portavoz de Hacienda y Presupuestos del PP-A, Salvador Fuentes, comentó que van a «estudiar la letra pequeña» del texto, pero dejó claro que no es un documento «de consenso». Señaló que hay que cuantificar la inversión y los plazos de las medidas, y apuntó que no pueden limitarse a ser «un resumen» del actual Presupuesto. Fuentes aseguró que los populares presentarán un documento alternativo y dejarán abierta la opción del acuerdo. Por su parte, el portavoz de Economía de IU, Pedro Vaquero, fue el más claro al señalar que no ve posibilidad de «un acuerdo global».

 

Un documento muy oficialistaLas propuestas de la Junta ahondan en las políticas ya puestas en marcha por el Ejecutivo. Prueba de ello es una segunda edición de los planes Memta y Proteja.- La eficiencia energética centra las políticas de austeridad. Contempla comprar coches híbridos y clase A como parte de esa política de ahorro.- Incluye la creación de «una gran caja andaluza» como parte del acuerdo, un aspecto sobre el que no hay consenso. - La inversión calculada para la ejecución de estas medidas es de 5.000 millones, «a lo largo de la legislatura».