Producir biodiésel a partir de algas un 40% más económico

El descubrimiento de un catalizador sólido las convierte en un recurso natural más que rentable.

Imágen del catalizador sólido
Imágen del catalizador sólido

El uso de las algas con distintos fines se remonta desde los tiempos antiguos al actual siglo. Estos organismos vivos pueden convertirse en imprescindibles en la producción de biodiésel, otro recurso cuyo interés es cada vez mayor. Químicos estadounidenses han descubierto, en lo que han denominado el primer proceso económico verde, la posibilidad de la producción de biodiésel a partir del aceite de las algas, algo ya conocido pero poco común. El nuevo procedimiento es hasta un 40 por ciento más barato que el coste de la actual producción de combustible a partir de los aceites de algas.Si esto se cumpliera, el gran problema actual de muchos países y su dependencia del petróleo, como fuente primaria para su fuel, podría desaparecer. El futuro está en la independencia de este recurso por uno renovable y cambiar así el proceso por el que el biodiésel es sintetizado. El innovador descubrimiento ha sido desarrollado por investigadores de la empresa United Environment and Energy LLC.El principal problema con el actual método de producción de biodiésel a partir del aceite de algas, es el alto coste productivo. La ventaja en el nuevo proceso de producción, que logra ese abaratamiento a casi la mitad, es debido al uso de un catalizador sólido, en lugar de los catalizadores líquidos utilizados hasta ahora. Puede utilizarse repetidamente y a su vez, permite una producción continua de biodiésel.Además de ser mucho más barato, no habrá problema en el suministro. Esto es así dado que existe una cantidad de algas que crecen en océanos, lagos y ríos de todo el mundo. «Cuesta mucho menos que los procesos convencionales debido a que se necesitaría una fábrica mucho más pequeña, no hay costes de aguas residuales y el proceso es considerablemente más rápido», explica Ben Wen, director de la investigación y vicepresidente de la empresa que promueve el proyecto.ENERGÍA ELÉCTRICASegún ha publicado el diario italiano «La Repubblica» esta semana, se va a llevar desarrollar en Venecia un proyecto para la producción de energía con las algas. Pretende utilizar las algas que crecen en la laguna de esta ciudad para producir energía eléctrica. Se estima que podría llegar a representar hasta la mitad de la energía que consume el centro histórico veneciano, informa Efe.La proliferación de algas en el mar Adriático, que se ha llegado a considerar causante de malos olores e incluso amenazaron con infestar Venecia, puede convertirse en un recurso natural rentable. El proyecto se basa en la construcción de una central, que no producirá emisiones de gases de efecto invernadero, en una zona industrial a unos 20 kilómetros de la ciudad. Esta central se nutrirá de las 120.000 toneladas anuales de microalgas, que serán cultivadas en cilindros de plástico con agua y anhídrido carbónico y después se las desecará. En ese momento, se introducirán en una centrifugadora y se les aplicará un calor superior a los 4.000 grados. Esto provocará una disociación de las moléculas de biomasa, de forma que se obtenga el gas necesario para accionar una turbina.De aprobarse, el proyecto generará 40 megavatios (MW); es decir, el equivalente a la energía consumida por la mitad del centro histórico veneciano. Los técnicos de la autoridad portuaria aseguran que sólo se necesitan dos años para construir la planta, pero el proyecto aún no dispone de la autorización municipal, por lo que habrá que esperar.