Rajoy da su apoyo a Camps porque «dice la verdad»

El líder del PP de Valencia es arropado por militantes y dirigentes y pide al partido que «siga hablando de política».

El presidente valenciano, Francisco Camps, ayer, en un mitin en Valencia
El presidente valenciano, Francisco Camps, ayer, en un mitin en Valencia

MADRID- Mariano Rajoy tiene la «total certeza» de que el presidente de la Comunidad valenciana, Francisco Camps, y su número dos, Ricardo Costa, «dicen la verdad». Es por eso por lo que desde el programa Agropopular que dirige César Lumbreras en la Cope, el líder de los populares les mostró ayer su «plena, total y absoluta confianza», y todo el «apoyo» del partido. Rajoy, que no se había pronunciado aún desde que el pasado jueves el magistrado instructor decidiera citar al presidente de la Generalitat y al secretario general del PP valenciano para que declaren como imputados en el «caso Gürtel», criticó el juicio paralelo que se está llevando a cabo desde algunos medios porque, según dijo, «no se puede tener a la gente en los periódicos durante meses» puesto que se «acaba convirtiendo en un juicio que no es el verdadero. El juicio verdadero es el que se produce ante los tribunales», apostilló. Además, recordó que Camps y Costa «ni siquiera están acusados», y se lamentó porque «recuperar todas las cosas que se han dicho es muy complicado». Por ello, aseguró, Camps y Costa «están deseando llegar ante el juez y que esto termine». Pero no sólo Rajoy cerró filas en torno a Camps y su partido. También habló el propio presidente de la Generalitat valenciana. Llegó por sorpresa, cuando nadie le esperaba. Francisco Camps compareció ayer en un acto de campaña electoral que los populares celebraban en el Palau de la Música en Valencia, aunque no estaba prevista su presencia. El cartel sí anunciaba al secretario general del partido, Ricardo Costa; al vicepresidente segundo y consejero de Economía Gerardo Camps; al candidato valenciano a las europeas, Enrique García-Margallo, o al vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons. Cuando le tocaba el turno al vicesecretario de Comunicación, que finalmente no intervino, el presidente valenciano irrumpió en el acto, mientras el auditorio le coreaba: «Presidente, presidente», y todos los dirigentes que ya habían hablado subieron al escenario. Sin hacer referencia explícita a la citación como imputado para comparecer este martes en el TSJ de Valencia por el «caso Gürtel», Camps defendió nuevamente el trabajo de su partido y vaticinó un nuevo éxito del PP valenciano en las próximas elecciones europeas. Además, advirtió de que «algunos hacen de la insidia el único camino», y aseguró que «con la insidia no se ilusiona ni al vecino de la puerta de enfrente». Camps pidió a los militantes y dirigentes del Partido Popular de Valencia que «sigan hablando de política y de las cuestiones que preocupan a la gente, como el empleo y los problemas económicos». Asimismo, agradeció a quienes van a contribuir a hacer de las elecciones europeas del 7 de junio un proceso «limpio y democrático», porque su formación «estará ahí, en la confrontación de ideas», en las apuestas de futuro, en las ambiciones compartidas y en el proyecto común para todos los valencianos» y no en «otros lugares», porque esa es su «fuerza», manifestó. «Continuaremos trabajando, porque nada nos puede parar, ni las circunstancias más complejas, ya que tenemos las fuerzas del convencimiento de la gente que sabe que somos buena gente, comprometida, con vocación de servicio y ganas de hacer las cosas bien». Tras su intervención, abandonó el recinto.Por su parte, Gerardo Camps consideró que en España y en la Comunidad valenciana es necesaria la «confianza», y eso pasa por «creer que los problemas se pueden superar, cumplir con lo que se promete o tener respuestas a los problemas de los ciudadanos». Para el consejero económico de la Generalitat valenciana, esa confianza «se escribe con C de Camps» y con «C de Costa», que «miran de frente a los valencianos», a diferencia de Zapatero que les «da la espalda», reprochó. También la secretaria general de los populares, María Dolores de Cospedal, cerró filas en torno a Camps y Costa, y descartó que el partido tenga una doble vara de medir en relación a los imputados en el «caso Gürtel» de Madrid y Valencia. En las imputaciones, hay que ir «caso por caso y mirar el tema en concreto», dijo.«Indefensión»En el caso del presidente valenciano, Cospedal dijo en declaraciones a la Cope que se trata de «dos o tres trajes, una situación bastante sorprendente para tener a todo un presidente de Valencia en jaque por este asunto y haciéndole un juicio público». La situación de «indefensión que estaban teniendo era alarmante» y se mostró convencida de que «podrán aclarar los hechos ante el juez».

«Honestos y con las manos limpias» El secretario general del Partido Popular valenciano, Ricardo Costa, coincidió ayer en defender a los militantes de la formación, y señaló que «aunque muchos han pensado que el corazón del PP se podía infartar con las mentiras y las calumnias, da igual contra quien vayan» porque los populares son «honestos, honrados, con las manos limpias y con el mejor presidente, Francisco Camps», sentenció. También aprovechó para agradecer las «muestras de cariño» recibidas por parte de sus compañeros. Costa criticó al presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, y censuró que «hable de derechos sociales y de subsidios, pero no se da cuenta de que la mejor política social de un país es generar empleo». También se refirió a los socialistas valencianos, y lamentó que como su secretario general, Jorge Alarte, «no sabe ganar, va a muerte con el ruido». Finalmente, Enrique García- Margallo, candidato valenciano para las próximas elecciones europeas, aseguró que con el Partido Popular «no puede nadie». Además, reclamó al jefe del Ejecutivo central que «se gaste dinero en medidas para modernizar la economía española» y «un programa de verdad y coherente», porque España «quiere salir de la crisis», informa Ep.