Rumanía declara el estado de emergencia por tener gas sólo para 100 días

El ministro rumano de Economía, Adriean Videanu, declaró hoy el estado de emergencia en Rumanía, tras cortarse por completo el suministro del gas ruso en Ucrania, y afirmó que el país tiene recursos suficientes de este combustible para 100 días más.

Videanu justificó este paso con la necesidad de que las autoridades y las compañías de energía estatales puedan garantizar el consumo y funcionamiento del sistema de transportes, y permitir la compra oficial urgente de fuentes alternativas de energía.
La población rumana no se verá afectada por el corte de gas ruso y, pasados los cien días de reservas que tiene el país, se habrá salido del invierno, dijo hoy Francisc Toth, director de la empresa rumana de gas Romgaz, tras precisar que los principales afectados serán los grandes consumidores industriales.
Toth indicó que de la cantidad de gas consumida diariamente en Rumanía (unos 60 millones de metros cúbicos), el consumo doméstico es de 34 millones de metros cúbicos.
Por su parte, el ministro Videanu dijo hoy que por la mañana fue suspendido el suministro del gas ruso a través de Ucrania por el gasoducto de Mediesu Aurit-Satu Mare (norte de Rumanía), que conecta con la conducción procedente de Hungría.
Rumanía abastece normalmente más del 70 por ciento de su consumo de gas con recursos propios e importa el 30 por ciento restante de Rusia.