«Todavía hay demanda para los servicios de lujo»

«Todavía hay demanda para los servicios de lujo»
«Todavía hay demanda para los servicios de lujo»

Francés de nacimiento y español de corazón, Christophe Laure lleva 17 años vinculado a nuestro país por amor. Tras recorrer ocho países y pasar por nueve hoteles, desde hace algo más de doce meses dirige el Hotel InterContinental Madrid, una oportunidad que considera «un regalo para él y para su familia».
-Lleva más de 20 años en la compañía. ¿Desde siempre supo que lo suyo era el mundo de la hostelería?
-Sí, desde los 14 años, cuando mis padres invitaban amigos a casa, me encantaba ejercer de anfitrión. La hospitalidad es algo que siempre me ha caracterizado y con los huéspedes simplemente intento que se sientan como en casa.
-InterContinental Madrid es un alojamiento cargado de historia. ¿Cómo se conjugan la tradición y los avances que exige un cliente del siglo XXI?
-En el mundo de la hostelería, lo que era válido antes ya no lo es hoy. Todos los días hay que renovarse.
-¿Cómo se renueva un alojamiento como éste?
-Acabamos de estrenar una nueva Suite Real de 400 metros cuadrados, emplazada en la última planta del edificio, con una terraza de 180 metros cuadrados y espectaculares vistas al Paseo de la Castellana. Además, hemos incorporado cuatro nuevas suites presidenciales en las que se cuida hasta el último detalle.
-A pesar de la difícil situación económica, ¿hay demanda para este tipo de servicios?
-Lo cierto es que sí. Es un proyecto que hacía falta hacer en un establecimiento como el nuestro. Se demanda este tipo de servicios porque somos una capital muy importante y debemos estar a la altura.
-¿Se nota la crisis en un alojamiento de lujo como el suyo?
-Sí, pero hay que aguantar el chaparrón y para ello debemos innovar y seguir ofreciendo algo más al cliente, como las nuevas habitaciones que hemos incorporado. Existen mercados como China o India donde hay una población con mucho poder adquisitivo que busca alojamientos como el nuestro, y no debemos perder la oportunidad.
-El InterContinental fue el primer hotel internacional de Madrid. ¿Sigue siendo un referente en el extranjero?
-Somos el establecimiento más internacional de Madrid. Sin embargo, la clientela más importante es la española, con un 30 por ciento, seguida de los norteamericanos, con un 17.
-¿Qué marca la diferencia en este establecimiento?
-Sin duda, el personal. Hoy en día, los cinco estrellas deben tener habitaciones grandes, buenas infraestructuras y confort, y eso se encuentra en la mayoría de los alojamientos, pero no en todos ellos se ofrece la hospitalidad que a nosotros nos caracteriza. Un cliente que, por motivos económicos, dejó de alojarse en nuestro hotel, volvió porque me confesó que los sábados jugaba al fútbol con dos de nuestros botones. Eso pone de manifiesto que somos una gran familia.
 

PERFIL
Casado con una española desde hace 17 años, tiene dos hijos de siete y diez años y le encanta nuestro país.
Diplomado en la Escuela Hotelera de Lausanne, lleva más de 20 años dedicado al mundo de la hostelería.
Apasionado de los viajes, ha ejercido su labor profesional en ocho países y nueve hoteles.