Un virus que causa infecciones sin síntomas contribuye al desarrollo del cáncer

El virus de Epstein-Barr (VEB), que suele causar infecciones sin síntomas o mononucleosis, contribuye a una variedad de tumores, según un estudio del Instituto Karolinska en Estocolmo (Suecia), que se publica esta semana en la revista «Proceedings of the National Academy of Sciences» (PNAS).
El VEB pertenece a la familia de los virus del herpes e infecta a las células del sistema inmune. Los investigadores, dirigidos por Maria Masucci, estudiaron el efecto de una proteína viral que porta este virus y buscaron signos de inestabilidad genómica, una característica del cáncer, en linfocitos conocidos como líneas de células B.
Los autores buscaron líneas de células B que expresaban las proteínas virales y observaron un aumento dramático en las aberraciones cromosómicas, rupturas de doble cadena de ADN y la activación de los daños de ADN en respuesta a estas células. Los virus se han asociado anteriormente con cánceres como el linfoma de Burkitt, la enfermedad de Hodgkin, el carcinoma nasofaríngeo y la enfermedad linfoproliferativa posterior al trasplante, pero su papel en estas enfermedades no se conoce bien. Los investigadores sugieren que el antígeno nuclear asociado con VEB probablemente aumentaba la producción de especies de oxígeno reactivo, que inducían este daño en el ADN. Estos descubrimientos podría ayudar en el tratamiento de las enfermedades asociadas a VEB.