Motociclismo

Valentino ha vuelto

Valentino ha vuelto
Valentino ha vuelto

Valentino Rossi llevaba siete días pensando en cómo Jorge Lorenzo lo superó en Motegi y ayer puso otra vez las cosas en su sitio. El italiano ganó en Jerez su primera carrera del año, que le sirve para ser líder del Mundial. Se le vio con muchas ganas en los libres del viernes, pero el sábado en los entrenamientos oficiales dio un paso atrás, como queriendo taparse un poco antes de la carrera. Como si no quisiera lucirse antes de tiempo y dar ventaja a sus rivales, que otra vez fueron los de siempre, aunque no en el orden que marcaba la parrilla de salida. La «pole» era de Jorge Lorenzo, pero la mejor posición en la salida no le sirvió nada más que para ver el semáforo un poco más cerca. Pocas curvas después de apagarse la luz roja quedó claro que el mallorquín no tenía el ritmo de los días previos y que le iba a ser imposible estar delante. Su Yamaha no funcionó como se esperaba y quedó condenado a ver la lucha por el triunfo desde atrás y a arriesgar en busca de un lugar en el podio. Se mantuvo casi toda la carrera en el cuarto lugar, hasta que a falta de poco más de tres vueltas para el final arriesgó para alcanzar a Stoner y se quedó sin nada. Jorge se fue al suelo y perdió todo por querer un poco más de lo que ya tenía asegurado. Su eliminación dio más valor a lo que había sucedido en cabeza, que fueron muchas cosas. Dani salió muy bien y se lanzó en busca de su típico monólogo. Lo intentó hasta que sus fuerzas y su Honda se lo permitieron, que fue la mitad de la prueba. La afición de Jerez empujaba al barcelonés, pero Rossi tenía otros planes. «Il doctore» fue de menos a mucho más y, tras quitarse de en medio a Lorenzo y Stoner, comenzó su persecución. Fue reduciendo con facilidad la ventaja de Pedrosa y lo superó a diez vueltas del final. Dani trató de oponer resistencia, pero no tuvo más remedio que rendirse a la evidente superioridad del italiano, que se paseó en los últimos giros camino de su primer triunfo del curso y el liderato de MotoGP. ¿ Aoyama, en la última curva. El piloto japonés arrebató el triunfo a Álvaro Bautista en el último instante de la carrera de 250 cc, que desde el comienzo se convirtió en una lucha a cuatro por el triunfo. Bautista y Simoncelli eran los nombres que más brillaban del cuarteto, mientras que Aoyama y Héctor Barberá se apuntaron por lo que pudiera pasar. Bautista tomó la iniciativa, antes de que comenzara un carrusel interminable de adelantamientos. Simoncelli se había caído tres veces el sábado y un pequeño susto le apartó de los dos primeros lugares. Aoyama entró segundo en la última vuelta y justo antes de la recta de meta le ganó el pulso a Bautista. Algo parecido hizo Simoncelli con Barberá, que se quejó, una vez más, de la poca «limpieza» del campeón italiano: «Si la dirección de carrera no hace nada, tendré que tomar medidas yo mismo la próxima vez», dijo el piloto del Pepe World Team nada más quedarse a un paso del podio por culpa de la maniobra de Marco Simoncelli. ¿ Tampoco en 125 cc. La fiesta española empezó igual que terminó, sin triunfos locales. El gran favorito en la categoría más pequeña, «Julito» Simón, acabó por los suelos y su compañero Bradley Smith ganó con facilidad. Lo que sí hubo en el podio fue mayoría nacional, con Sergio Gadea y Marc Márquez en los lugares segundo y tercero.