Zapatero ve desde la «cautela» un cambio de tendencia de la economía

Zapatero ve desde la «cautela» un cambio de tendencia de la economía
Zapatero ve desde la «cautela» un cambio de tendencia de la economía

El Gobierno considera que la caída del paro en casi 25.000 personas en mayo marca un cambio de tendencia en la economía española. Así lo confirmó ayer el jefe del Ejecutivo antes de reunirse con la titular de Vivienda por el 50 aniversario de Sepes, entidad estatal de suelo. Eso sí, en todo momento se mostró cauto. Desde el optimismo, evitó lanzar las campanas al vuelo sobre la salida de España del túnel.
Es más, demandó la colaboración del PP para superar la actual fase. «Para salir de la crisis es importante el consenso de todos y, desde luego, del principal partido de la oposición», apostilló. Instantes antes, dijo que le entristece y le sorprende que Cristóbal Montoro se escude en un factor estacional, la llegada del verano, para justificar el buen dato del paro del mes pasado.
Desde la cautela, palabra a la que apeló en diversas ocasiones, consideró «alentador y positivo» el incremento de las contrataciones en 70.000 en mayo. Estos datos «nos deben llevar a redoblar el esfuerzo para vencer la crisis y volver a generar empleo». Consciente de la difícil tarea que se le avecina en los próximos meses, el Ejecutivo «sigue trabajando intensamente para lograr un acuerdo social» y por «intensificar» la colaboración entre las diferentes administraciones. «Estoy plenamente convencido de que el conjunto de la sociedad está arrimando el hombro». El Gobierno, por su parte, está comprometido, «con la mayor dedicación posible», para que las personas que buscan un empleo tengan un horizonte más favorable en los próximos meses.
A cinco días de las elecciones europeas, José Luis Rodríguez Zapatero achacó el descenso del número de desempleados en mayo, la primera vez que se recorta en 14 meses, a los planes anticrisis aprobados por su Gabinete. Acto seguido, realizó un rápido repaso a los programas de estímulo a las familias, empresas y particulares adoptados por el Ejecutivo.
El presidente puso especial énfasis en el plan de inversión dotado con 11.000 millones de euros, de los que 3.000 millones son de aportación directa del Gobierno. Y destacó el resto de los planes puestos en marcha por las autonomías, con los que la suma de las ayudas para financiar particulares, empresas y autónomos asciende a 7.000 millones. A su juicio, también ha sido clave la contribución de los programas destinados a sectores estratégicos, como el de apoyo al automóvil de 4.000 millones de euros o los destinados al turismo, que «seguirán mejorando».