Imagine Dragons: «Queremos que nuestros discos sean como películas»

Ben McKee / Imagine Dragons. El grupo de Las Vegas actúa en Madrid, Barcelona y es el plato fuerte de los Premios 40 Principales

Imagine Dragons, de tocar en el casino a vender 4 millones de copias
Imagine Dragons, de tocar en el casino a vender 4 millones de copias

Sumando el número de reproducciones de sus canciones en YouTube la cifra ronda los 200 millones. Han vendido 4 millones de discos y 17 millones de temas, y hasta el año pasado nadie les conocía. Su vertiginoso ascenso les trae a Madrid y Barcelona, donde han ampliado recintos. Imagine Dragons presenta su rock épico y una buena colección de hits de radio con un solo disco en la calle («Night Visions») y una presencia en escena propia de veteranos. Aquí descubrimos por qué.

-¿Soñaban con esas cifras?

-Ni siquiera con vender 400 copias. Nunca hemos hecho música con la mente puesta en un producto para la sestanterías. Somos muy pasionales y nuestra preocupación era hacer un disco del que sentirnos orgullosos y que crear el álbum fuera un reto para construir estructuras en las canciones de forma que quieras escucharlo completo y entres en él. No oyes una canción de los Beatles, sino que pones «Abbey Road» de principio a fin. Y por eso tratamos de hacer discos en los que puedas escapar dentro, que sean como ver una película.

-¿Buscan crear su propio mundo?

-Sí, es parte de ello. Ponemos mucho esfuerzo en la parte visual y en la parte lírica, y trabajamos con bocetos mientras el disco se termina. Pero dejamos espacio a la interpretación de cada uno, que además se puede completar con otros contenidos fuera del disco.

-En lo musical, les distingue un tratamiento de la percusión original.

-Desde luego, aciertas de pleno. Creo que nos diferencia el ritmo, la percusión. Es algo universal que dirige la canción y trasciende las barreras culturales y lingüísticas. El ritmo lo entiende todo el mundo. Cuando tocamos en directo, llevamos muchos tambores diferentes al escenario, incluso uno japonés, un taiko (de 1,3 m de diámetro) que tocamos y que nos divierte, y creo que al público también.

-¿Cómo trabajan en la percusión?

-Somos una banda con núcleo de rock, pero con la mente abierta. Nos inspira la música de baile, la electrónica o el hip hop, y, a veces, simplemente vas al teatro y te impacta un espectáculo de música africana.

-Sus canciones tienen épica, ¿la buscan?

-Para nosotros es importante la pasión. La ponemos en nuestros discos y en nuestros directos, ya lo veréis. La mejor parte de mi día, sin ninguna duda, es ensayar con mis compañeros. Y cuando nos bajamos del escenario, pensamos en componer y en escribir canciones.

-Solían trabajar como banda de versiones en Las Vegas. ¿Es un buen entrenamiento?

-Es un entrenamiento increíble. Imagina que en esa época, cada noche durante cinco o seis a la semana, interpretábamos más de cinco horas de versiones en un escenario ante un público disperso. Cada espectador que consigues atraer vale mucho, porque imagina que están jugando a la ruleta y que, cada cinco minutos, se van a otro lado. Tienes que atrapar a un grupo de gente en vez de que se vayan a jugar a las tragaperras. Que se queden contigo y la banda no toque sin público. Y hay que trabajar muy duro para ganar la atención frente a los repartidores de cartas, los sonidos de las máquinas o los premios especiales de cada hora. Ahí es donde realmente empezamos a utilizar los tambores en escena y donde nos dimos cuenta del poder que tienen.

-¿Tocarán alguna versión en España?

-Bueno... eso puede... puede que no... Trataremos de hacer algo que sea interesante para la audiencia local, siempre lo intentamos. [Nota: en sus últimos conciertos, algunas de ellas han sido «With or Without you» (U2), «Smells Like Teen Spirit» (Nirvana) o «Song 2» (Blur)].

-¿Algún sentimiento especial sobre España?

-Hace mucho tiempo que tratamos de ir a tocar allí, porque por varias razones no lo hemos conseguido. Estamos felices de que el concierto más grande de esta gira sea en Madrid, en el Palacio de los Deportes, en la Gala de los 40 Principales. Prometemos toda nuestra energía y queremos dejar huella. Ah, y encontraremos la manera de comer una paella.

- Cuándo: Hoy y mañana, 20:00 horas.

- Dónde: Madrid (Palacio de Vistalegre) y Barcelona (Sant Jordi Club).

- Cuánto: 35 euros.