Reino Unido registra una veintena de casos de la nueva patología infantil asociada al coronavirus

No se ha confirmado todavía ninguna muerte derivada de este síndrome pero sí casos graves que han requerido ingreso en la UCI

Thumbnail

Las autoridades británicas han registrado una veintena de casos de una nueva posible patología relacionada con el coronavirus en niños. Hasta ahora, los casos de Covid-19 en menores en todo el mundo han sido excepcionales. Sin embargo, los responsables del NHS (Sistema Nacional de Salud) se muestran preocupados ante el creciente número de episodios notificados en las últimas tres semanas de un nuevo síndrome -al que aún no se le ha puesto nombre- que puede causar varios síntomas severos, que incluyen dolor abdominal e inflamación cardíaca. Algunos menores han llegado a estar tan graves que han tenido que ser trasladados a la unidad de cuidados intensivos (UCI).

Desde el NHS se ha mandado una circular oficial tanto a médicos de cabecera como a pediatras para que deriven a los menores con este tipo de síntomas a los servicios de urgencia. Por el momento, se desconoce si ha fallecido alguno.

En Italia y España también se han detectado casos similares. De hecho, la Asociación Española de Pediatría ha alertado también a los responsable del sector de la aparición, en las últimas dos semanas, de casos de niños con un cuadro inusual de dolor abdominal acompañado de síntomas gastrointestinales (diarrea y/o vómitos) y con aceptable estado general que pueden evolucionar en pocas horas hacia un ‘shock’ con taquicardia e hipotensión (incluso en ausencia de fiebre), que podría estar relacionado con el Covid-19.

Por su parte, el norte de Italia, una de las zonas más afectadas del mundo durante la pandemia, se han registrado también gran número casos de menores de nueve años con síntomas graves de lo que parece ser la enfermedad de Kawasaki, que es más común en partes de Asia, que podrían estar también relacionados con el coronavirus. La enfermedad de Kawasaki afecta principalmente a niños menores de cinco años y los síntomas incluyen ganglios linfáticos inflamados, erupciones cutáneas, fiebre y, en casos graves, inflamación de las arterias del corazón.

La noticia coincide con la relajación de las medidas de confinamiento en muchos países de Europa, entre ellos España. En el Reino Unido, desde que comenzó la cuarentena el pasado 23 de marzo, tanto adultos como menores pueden salir desde el primer momento a la calle a realizar una vez al día ejercicio al aire libre. El confinamiento está impuesto, de momento, hasta el próximo 7 de mayo. Sin embargo, a medio plazo, el Ejecutivo debe decidir cuándo y sobre todo cómo se deben ir relajando las restricciones y una de las decisiones más importantes es qué hacer con los colegios, ya que en el Reino Unido el curso escolar no termina hasta finales de julio.

Con todo, el profesor Russell Viner, presidente del Real Colegio de Pediatría y Salud Infantil, trató de tranquilizar a los padres asegurando que, en general, es poco probable que los niños enfermen gravemente por covid-19. “Son casos muy raros. La evidencia de todo el mundo nos muestra que los niños parecen ser la parte de la población menos afectada por esta infección. Las nuevas enfermedades pueden presentarse de manera que nos sorprendan, y los médicos deben estar al tanto de cualquier evidencia emergente de síntomas particulares o de afecciones subyacentes que podrían hacer que un paciente sea más vulnerable al virus. Sin embargo, nuestro consejo sigue siendo el mismo: los padres deben estar seguros de que es poco probable que los niños estén gravemente enfermos con Covid-19, pero si están preocupados por la salud de sus hijos por cualquier motivo, deben buscar ayuda de un profesional de la salud”, matiza.