Los pediatras alertan de “shocks” en niños a las pocas horas de sufrir dolor abdominal y diarreas

La asociación pide valorar la derivación urgente a hospitales si se producen casos y llama a la calma a los padres porque hay “tratamiento conocido”

Thumbnail

La Asociación Española de Pediatría (AEP) ha lanzado una alerta interna a sus 14.000 asociados sobre la “aparición en las últimas dos semanas de un número de pacientes pediátricos caracterizados por un cuadro inusual de dolor abdominal, acompañado de síntomas gastrointestinales (diarrea/vómitos), con aceptable estado general pero que pueden evolucionar en pocas horas hacia un shock, con taquicardia e hipotensión, incluso en ausencia de fiebre. La mayoría de los casos de han detectado en niños en edad escolar o adolescentes”.

En esta nota interna, titulada “Alerta sobre acúmulo de casos de shock pediátrico”, la asociación informa a los pediatras de todo el país de que los cuadros “suelen acompañarse de fiebre, eritrodermia e inyección conjuntival, solapándose con dos posibles entidades como la enfermedad de Kawasaki y un síndrome shock tóxico. Ante ello, la AEP considera “prioritario reconocer estos cuadros para derivar urgentemente a estos pacientes a un centro hospitalario”.

“El dolor abdominal y los síntomas gastrointestinales se han asociado a inflamación cardiaca (miocarditis) y se ha observado en algunos niños con PCR positiva para SARS-CoV2 y también con PCR negativa. En algunos de estos pacientes con PCR negativa se ha detectado serología positiva de SARS-CoV2”. Según la AEP, “aunque se desconoce si se trata sólo de una asociación temporal, estos casos se han descrito en Italia, Reino Unido, Francia y Bélgica al menos, por lo que los pediatras de estos países están siendo advertidos”. La nota interna añade que “ante la aparición de alguno de estos síntomas se recomienda tener un alto índice de sospecha, monitorizar la frecuencia cardiaca y la tensión arterial y valorar la derivación urgente a un hospital próximo”.

T. Nieto

En un comunicado oficial, la asociación informa de que ha remitido esta alerta a los pediatras y otros médicos que ven niños “como procedimiento habitual en el marco de las enfermedades infecciosas”. Lo hace, “ante las informaciones internacionales publicadas sobre varios cuadros clínicos graves en población pediátrica en otros países, relacionados con la Coivid 19”, y aprovecha para llamar a la calma a las familias. Según señala, “dicho cuadro clínico conocido como shock pediátrico es muy raro y el modelo pediátrico español permite actuar ante los primeros síntomas”. Se trata, añade, de “un cuadro conocido y que puede ser desencadenado por diversos agentes infecciosos, y tiene un tratamiento bien establecido”. La AEP puntualiza que “por el momento no se ha establecido si estos casos son una coincidencia en el tiempo con la pandemia Covid 19 o tiene algún tipo de relación causal”, insistiendo en que “tal y como se ha puesto de manifiesto en la práctica clínica, en la gran mayoría de las ocasiones la Covid 19 cursa de forma leve en niños”.

“Como hemos incidido desde la AEP en las últimas semanas, seguimos recordando a los padres la relevancia de que estén atentos a los síntomas de alarma de los niños, tanto por la Covid 19 como por otras patologías que siguen siendo motivo de acudir a las urgencias pediátricas. La asociación de fiebre elevada y manchas en la piel es un motivo habitual de consulta”.

La doctora Cristina Calvo, experta de la Asociación Española de Pediatría en materia de Covid 19, asegura que ante la alarma que se ha generado sobre casos de shocks pediátricos graves en otros países es importante transmitir un mensaje de tranquilidad a las familias: “Conocemos estos casos; se ha alertado a los pediatras de atención primaria, que son la primera atención del niño y que rápidamente pueden derivarlos a los hospitales en caso de que sea necesario. Es un cuadro conocido, extremadamente raro e infrecuente, y si estos casos se presentan en nuestro país también podemos atenderlos sin ningún problema porque tienen un tratamiento conocido. De momento, lo único que se sabe es que se han asociado en el tiempo con la epidemia de Covid 19, pero no está totalmente aclarado si tiene una relación causal o no”.

Javier Hernández, pediatra y profesor de Medicina, asegura a LA RAZÓN que “desde hace días y, sobre todo, desde la aparición de estos casos en Inglaterra, en las redes internas de los pediatras se describen casos parecidos”. “A mí ya me habían transmitido de hospitales de aquí casos de niños, sobre todo de adolescentes, que súbitamente empeoraban o tenían que ser llevados a las Unidades de Cuidados Intensivos (UCIS), pero, acaban recuperándose”. A su juicio, sería algo similar a “la tormenta de citoquinas del adulto”. Se trata, asegura, de una enfermedad que "es más leve en niños, pero hay algunos casos que, sin saber por qué, evolucionan mal, con afectación cardiaca tipo Kawasaki, pero sin llegar, por lo que se ha descrito hasta ahora, a ser letales”.