“Los tres pilares de la Presidencia de Biden: democracia, liderazgo y cooperación”

Si el presidente no sale de la Casa Blanca, el servicio secreto norteamericano se pondrá a disposición de Joe Biden a partir de la inauguración el 20 de enero

¿Cómo actuará el Partido Republicano frente al desafío de Trump?

El Partido Republicano no está alineado con Trump. Creo que el «establishment» le va a dar credibilidad al proceso electoral. El desafío de Trump al sistema les está haciendo daño. Hay muy pocas posibilidades de seguir hacia delante, así que creo que los republicanos se van a alejar de Trump de aquí al 20 de enero. El trumpismo se va a quedar o no, pero el Partido Republicano va a estar ahí y tiene que renacer y recuperar el consenso con los demócratas de la Casa Blanca. Estados Unidos tiene una crisis política, pero también económica. Y van a tener que remar juntos.

¿Por qué ningún líder en Estados Unidos critica el desafío de Trump?

No hay nadie que apoye las palabras de Trump, nadie quiere que esto se convierta en una república bananera. Yo creo que están inmunizados a las declaraciones de Trump. Dijo que no iba a haber elecciones, que las iba a cambiar la fecha, que no iba a reconocer el resultado. Trump impugnó la victoria en 2016 porque dijo que él había conseguido más votos populares que Hillary Clinton. En 2018, tampoco se creyó las elecciones de mitad de legislatura. Pero el presidente no tiene poder infinito para hacer lo que le dé la gana. Si no tiene pruebas ni evidencias no puede ir adelante.

¿Qué pasará Trump se resiste a abandonar el puesto?

Si no sale de la Casa Blanca, el servicio secreto se pondrá a disposición de Joe Biden a partir de la inauguración el 20 de enero. Si hay un extraño en la Casa Blanca se le saca.

¿Augura grandes protestas si Trump pierde las elecciones?

No van a ser tan numerosas como se espera. Pero es evidente que el país está dividido y la tensión ha aumentado. Unos piensan que si gana Trump el país se va a convertir en una dictadura y otros creen que si gana Biden habrá un régimen socialista. Hay estudios que dicen que el porcentaje de republicanos y demócratas que tolerarían la violencia ha crecido, eso es una señal de la tensión creciente. Un 90% afirma que el primer problema que hay que solucionar es la división del país. Tienen ganas de rebajar esa división.

¿Cómo sería una presidencia de Joe Biden en política exterior?

Biden ha hablado de tres pilares en una presidencia demócrata: recuperación de la democracia, el liderazgo y la cooperación. Con Trump EE UU se ha apartado del orden internacional. Biden pretende liderar cooperando para hacer un frente común frente a China, que seguirá siendo el centro de la política exterior de EE UU. En eso no cambiará con respecto a Trump.