Detenidos dos hermanos suecos por “espionaje agravado”

El mayor, un hombre de 40 años, es un antiguo funcionarios de los servicios secretos del país nórdico

El Servicio de Seguridad Sueco, conocido como Säpo
El Servicio de Seguridad Sueco, conocido como Säpo FOTO: La Razón

Dos hermanos han sido detenidos en Suecia por cargos de “espionaje agravado” por hechos que tuvieron lugar entre 2011 y 2021. Nadie ha sido declarado culpable de este crimen en Suecia en los últimos 18 años.

El hermano mayor, de unos 40 años, era un funcionario de alto rango y ex funcionario de inteligencia detenido originalmente el 20 de septiembre.

El periódico “Dagens Nyheter” informa que ha trabajado en el servicio de seguridad sueco (Säpo) , y en unidades de inteligencia del Ejército, incluida la Oficina de Recopilación de Información Especial (KSI), la sección más secreta del servicio secreto militar.

Originalmente, fue detenido bajo sospecha de espionaje entre 2011 y 2015, pero luego fue sometido a un interrogatorio preliminar por el cargo menos grave, en comparación con el espionaje, de “uso no autorizado de información clasificada”.

El fiscal a cargo del caso ha vuelto a cambiar la clasificación del presunto delito, a cargos de espionaje más graves que ahora abarcan una década, entre 2011 y 2021. Este cambio de clasificación se discutió hoy en la corte y ahora ha sido aprobado, por lo que permanecer en custodia.

El hermano menor, de 35 años, fue arrestado a principios de esta semana por “espionaje agravado” que se dice que tuvo lugar durante el mismo período de tiempo.

La Säpo dijo en un comunicado que el arresto se realizó en “Suecia central”, confirmando que los dos casos están conectados.

Las audiencias de arresto contra el hermano menor ahora también han concluido, y los dos hombres están detenidos por los mismos cargos. Los hermanos, residentes en Uppsala, niegan todos los cargos en su contra.

La información sobre los motivos y los beneficiarios de este espionaje aún no se han revelado. “No podremos entrar en más circunstancias que rodean a estas personas en esta situación”, afirma Gabriel Wernstedt, secretario de prensa de los servicios secretos suecos.

“El caso está cubierto en parte por el secreto de la investigación preliminar, pero también por otro secreto, y esto significa que no podemos entrar en otras circunstancias”, añadió el portavoz.

La investigación está en curso en forma, entre otras cosas, de interrogatorios y análisis de incautaciones. La Säpo espera que la investigación preliminar continúe durante un período más largo.