Al menos 19 muertos en combates entre rebeldes del M23 y soldados de RD Congo

Al menos 19 personas han muerto y 27 han resultado heridas en los enfrentamientos entre las Fuerzas Armadas de la República Democrática de Congo (FARDC) y los insurgentes del Movimiento del 23 de Marzo (M23), informó hoy el Gobierno congoleño.

Al menos 19 personas han muerto y 27 han resultado heridas en los enfrentamientos entre las Fuerzas Armadas de la República Democrática de Congo (FARDC) y los insurgentes del Movimiento del 23 de Marzo (M23), informó hoy el Gobierno congoleño.

En una rueda de prensa ofrecida en Kinshasa, el portavoz del Ejecutivo congoleño, Lambert Mende, afirmó que en los combates, ocurridos este lunes en Mutaho, en la provincia de Kivu del Norte (este), murieron quince rebeldes y cuatro soldados.

Asimismo, al menos 21 rebeldes y seis militares resultaron heridos, precisó Mende, al agregar que varios rebeldes fueron capturados por las FARDC, entre ellos algunos menores de edad.

"Armas pesadas e importantes cantidades de munición procedente del extranjero han sido recuperadas en dos zonas del enemigo que han logrado controlar las FARDC", comentó el portavoz.

"Los efectivos del M23 y sus alistados extranjeros han sido forzados a huir hacia Kibali en el norte", añadió Mende, al subrayar que el Ejército repelió una provocación del M23, que, según varios informes de expertos de la ONU, cuenta con apoyo de Ruanda y Uganda.

Esos enfrentamientos fueron los primeros entre los insurgentes y el Ejército desde el pasado noviembre, cuando los rebeldes ocuparon Goma, capital de Kivu del Norte, zona rica en minerales y fronteriza con Ruanda.

Los combates se reanudaron mientras en las fronteras entre la RDC y las vecinas Ruanda y Uganda se despliega la fuerza de intervención rápida de la ONU, aprobada en febrero pasado.

Los choques continuaron hoy en Mutaho, a unos diez kilómetros de Goma, aseguró a Efe el coronel de las FARDC Jean-Louis Kasongo.

"Nuestras posiciones han sido atacadas otra vez por los rebeldes del M23 mientras reinaba la calma tras los combates de ayer", dijo Kasongo.

El M23 lleva una semana amenazando con volver a ocupar Goma, tal y como hizo en noviembre pasado, según el Ejército congoleño.

Los rebeldes se retiraron entonces de la capital de Kivu del Norte tras la presión de los países que forman la Conferencia Internacional de la Región de los Grandes Lagos (ICGLR) y el compromiso del Gobierno congoleño de negociar con los rebeldes.

El M23 lo forman soldados congoleños amotinados, algunos de ellos miembros del antiguo Congreso Nacional para la Defensa del Pueblo (CNDP) y supuestamente fieles al rebelde Bosco Ntaganda, procesado por la Corte Penal Internacional por crímenes de guerra.

La RDC está inmersa todavía en un frágil proceso de paz tras la segunda guerra del Congo (1998-2003), que implicó a varios países africanos, y tiene desplegados en su territorio a unos 19.000 efectivos de la ONU.