Capriles anuncia que habrá Consejo de la OEA sobre Venezuela la próxima semana

Capriles pidió una declaración que “reconozca esa ruptura” y apoyó “toda sanción”, incluida la suspensión de Venezuela, si no se anula la sentencia del Tribunal Supremo

El líder opositor venezolano Henrique Capriles habla hoy ante los medios tras reunirse con el secretario general de la OEA, Luis Almagro
El líder opositor venezolano Henrique Capriles habla hoy ante los medios tras reunirse con el secretario general de la OEA, Luis Almagro

El gobernador opositor venezolano Henrique Capriles anunció hoy que habrá un Consejo Permanente extraordinario de la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre Venezuela el próximo lunes o martes y pidió a los Estados miembros que declaren que en su país “se rompió el orden constitucional”.

En declaraciones a los medios tras reunirse con el secretario general de la OEA, Luis Almagro, en Washington, Capriles pidió una declaración en esa sesión que “reconozca esa ruptura” y apoyó “toda sanción”, incluida la suspensión de Venezuela, si no se anula la sentencia de ayer del Tribunal Supremo del país por la que asumió las facultades de la Asamblea Nacional (AN), de mayoría opositora.

El dos veces candidato presidencial aseguró que apoya “toda sanción” a Venezuela, incluida su suspensión de la OEA, si no se anula esa sentencia contra el Parlamento, de mayoría opositora.

Tras su anuncio, fuentes diplomáticas confirmaron a Efe que un grupo de 20 países ha pedido hoy formalmente a la Presidencia del Consejo Permanente una sesión extraordinaria sobre Venezuela para el lunes para declarar que en Venezuela hay “una alteración del orden constitucional”.

Este grupo de países enviará esta tarde su solicitud a la Presidencia del Consejo Permanente, que hoy ostenta Belice y desde mañana Bolivia, después de reunirse en la misión diplomática de Canadá ante la OEA, según explicaron a Efe las mismas fuentes.

En ese grupo están Canadá, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Santa Lucía, Jamaica, Barbados, Bahamas, Guyana, Antigua y Barbuda y, tal vez, Uruguay y algunas naciones caribeñas, cuya posición no está clara, detallaron las mismas fuentes.

Almagro ya solicitó hoy por su cuenta formalmente a la Presidencia del Consejo Permanente que se convoque una sesión urgente sobre la situación en Venezuela bajo el artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana.

El secretario general pide que se consideren sus informes críticos sobre Venezuela (del pasado 30 de mayo y del 14 de marzo), “así como los efectos sobre el orden constitucional democrático de las sentencias del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela”, según la solicitud, firmada hoy, a la que tuvo acceso Efe.

Ahora está en manos de la Presidencia de turno del Consejo decidir si se convoca esa reunión y cuándo, una responsabilidad que hoy tiene Belice pero a partir de mañana será de Bolivia, gran aliado de Venezuela y que se opone a que haya sesiones sobre el país sin el beneplácito de su Gobierno.

No obstante, la Presidencia del Consejo es un puesto de carácter protocolario que cambia cada tres meses y, de haber los votos, no podría negarse a que se celebrara la reunión, aunque sí podría intentar retrasar los procesos con mecanismos formales, según explicaron a Efe fuentes diplomáticas.

Desde este jueves, un amplio grupo de países de la OEA negocia solicitar la convocatoria de un Consejo Permanente urgente, pero todavía esa convocatoria no se ha hecho oficial, según fuentes diplomáticas consultadas por Efe.

Almagro dio hoy el paso formal de pedir un Consejo urgente tras calificar ayer de “autogolpe de Estado” la decisión del Tribunal Supremo de Venezuela de sustituir en sus funciones al Parlamento.