Ayuda de 700 millones para los refugiados

La UE propone crear un fondo de emergencia para afrontar la crisis migratoria hasta 2018. Grecia, con 30.000 exiliados atrapados en su territorio, será la principal beneficiaria

Imagen aérea de tiendas de campaña y barracones improvisados en el campo de refugiados de Idomeni, en la frontera entre Grecia y Macedonia
Imagen aérea de tiendas de campaña y barracones improvisados en el campo de refugiados de Idomeni, en la frontera entre Grecia y Macedonia

La UE propone crear un fondo de emergencia para afrontar la crisis migratoria hasta 2018. Grecia, con 30.000 exiliados atrapados en su territorio, será la principal beneficiaria

Ayuda inmediata para atajar la crisis de refugiados. Ése es el plan de acción urgente que la Comisión presentó ayer y con el que se propone movilizar 700 millones de euros en ayuda humanitaria hasta 2018. Las duras condiciones del invierno y el bloqueo de miles de refugiados en Grecia, después de que los países de la ruta de los Balcanes hayan cerrado en parte sus fronteras, ha hecho saltar las alarmas por inminente crisis humanitaria en el país heleno.

Aunque Bruselas no ha aclarado todavía de qué partidas saldrá el dinero, el comisario europeo de Ayuda Humanitaria y Gestión de Crisis, el chipriota Christos Stylianides, aseguraba ayer en la presentación que la asistencia estará disponible de forma inmediata. El objetivo de la Comisión es que los refugiados puedan ver cubiertas sus necesidades básicas y el apoyo logístico a los países que están cargando con la gestión más directa. «Gracias a esta propuesta podremos ofrecer asistencia de emergencia a las crisis mucho más rápido que antes. No cabe duda de que ahora se necesita para gestionar la crisis de los refugiados, ante la que no hay tiempo que perder», declaró Stylianides. Toda la ayuda se canalizará a través de organizaciones asociadas como las agencias de la ONU, ONG, organizaciones internacionales y servicios especializados en los Estados miembros.

Grecia será, por lo tanto, el mayor beneficiario de estas ayudas, aunque no están planteadas para ayudar a un país en concreto, sino a todo aquél que lo necesite. Sin embargo, hasta ahora Grecia es el Estado que mayor número de demandantes de asilo recibe. Se calcula que cerca de 30.000 refugiados están bloqueados en el país intentando cruzar las fronteras vecinas para seguir su camino hacia el norte europeo.

Ahora los Veintiocho tendrán que valorar la propuesta de la Comisión y aprobarla para que pueda liberarse el presupuesto. El conjunto de los líderes europeos, que se dan cita el lunes en Bruselas precisamente para tratar la crisis de los refugiados, tendrá en su mano aprobar una enmienda al presupuesto de este año que permita reservar 300 millones de euros para este mecanismo de ayuda humanitaria. Asimismo, habría que prever 200 millones para 2017 y otros 200 para 2018.

Se busca crear un fondo de ayuda humanitaria, pues hasta ahora la UE no contaba con ninguno de este tipo. El presupuesto que se ha ido destinando a los refugiados ha salido de los Fondos de Asilo, Migración e Integración, el Fondo de Seguridad Interna o el Mecanismo de Protección Civil. En otro momento los países podrían recurrir a él ante una crisis que merme su capacidad de respuesta, pero ahora sólo se contempla para atajar las olas masiva de emigrantes.

El plan de acción de la Comisión no plantea más medidas que la ayuda humanitaria. Otras vertientes de la crisis, como la gestión de las fronteras o la reubicación de demandantes de asilo, las debatirán los líderes europeos el lunes en Bruselas. El acuerdo con Turquía volverá a someterse a estudio y se esperan nuevos compromisos que impulsen lo firmado con Ankara. «No hay una buena alternativa a la cooperación con Turquía», advertía ayer el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk. Ankara se ofreció ayer a firmar acuerdos de readmisión con catorce países, según informó su Ministerio de Exteriores, lo que permitiría recibir con mayor rapidez a los inmigrantes devueltos por la UE.