Política

Berlín cerrará el año con un déficit de 5.500 millones, mil menos de lo previsto

El Ministerio de Finanzas alemán estima que finalmente cerrará las cuentas federales de 2014 con un déficit de 5.500 millones de euros, mil menos de los presupuestados gracias al aumento de los ingresos por impuestos y los tipos en mínimos.

Así lo revela en su edición de hoy el semanario alemán "Der Spiegel", que cita los últimos cálculos provisionales del Ministerio de Finanzas dirigido por el cristianodemócrata Wolfgang Schäuble, impulsor en toda Europa junto a la canciller Angela Merkel de la austeridad fiscal.

El pasado junio, cuando se aprobaron definitivamente las cuentas federales de 2014, se calculó que las necesidades de financiación ascenderían este año a 6.500 millones de euros.

No obstante, las arcas públicas se han beneficiado de una evolución mejor de lo esperado del mercado laboral, que conjuga una tasa de desempleo por debajo del 7 % y un récord histórico de población empleada.

Además, los tipos de interés en la zona euro siguen en mínimos, lo que ha reducido el coste real de servir la deuda.

El presupuesto federal de 2014 es el último que contempla incurrir en déficit, aunque sea mínimo, y para el año que viene Berlín ya ha aprobado unas cuentas que, por primera vez en 46 años, prevén un "déficit cero".

El conjunto del Estado alemán -esto es, la federación, los "Länder", los municipios y la caja de la seguridad social- logró ya en 2012 y 2013 el equilibrio presupuestario, a pesar de que el Gobierno federal seguía gastando más de lo que ingresaba.