Berlusconi llama a sus partidarios a manifestarse y rompe su respaldo al Gobierno

El ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi ha anunciado este martes que sus partidarios se echarán mañana a las calles, coincidiendo con la votación en el Senado de su expulsión, y ha asegurado que será "solo el inicio". Asimismo, su partido, Forza Italia, se dispone a romper su respaldo al Gobierno en la moción de confianza al Presupuesto de esta tarde.

Una fuente del partido, citada por Reuters, ha asegurado que la formación --que cuenta con unos 30 senadores y 27 diputados-- ya ha decidido que votará en contra del Ejecutivo de Enrico Letta en la moción de confianza a última hora de esta tarde. La decisión se habría tomado en la reunión de los parlamentarios con Berlusconi.

Entretanto, Berlusconi ha seguido con su campaña en los medios, un día antes de su más que probable expulsión del Senado a raíz de su condena firme por el 'caso Mediaset' el verano pasado.

En este sentido, ha anunciado que "mañana saldrán a las calles todos los ciudadanos que están muy preocupados por lo que está sucediendo y que tienen en el corazón el futuro del país". Según 'Il Cavaliere', "saldrán a la calle no para defender a Silvio Berlusconi, sino porque se preocupan por la democracia del país".

La protesta ha sido convocada a las 14:00 horas, horas antes de la votación en el Senado --que ha pedido aplazar porque dice tener nuevas pruebas que demuestran su inocencia--, y será "absolutamente pacífica y legítima", al tiempo que ha dejado claro que "será solo el principio".

Las últimas declaraciones de Berlusconi, que esta mañana ya había dejado la puerta abierta a romper con el Gobierno y había arremetido contra la Justicia y los senadores que deben votar su expulsión, han provocado la reacción inmediata del Partido Democrático de Letta.

"Estamos asistiendo a una escalada con tonos cada vez más violentos por parte de Berlusconi", ha lamentado el responsable de Justicia del PD, Danilo Leva, para quien "invocar la calle contra una sentencia emitida por un tribunal representa un punto de ruptura con la historia de la República y de nuestro sistema democrático".

Asimismo, ha considerado que con ello lo que busca Berlusconi es "generar tensión"en el país. "Ahora está claro que para huir de la ley está dispuesto a incendiar Italia. Ceder a su chantaje y a sus amenazas, crearía un precedente devastador para las propias instituciones democráticas", ha remachado.

Según un parlamentario de Forza Italia citado por 'Il Corriere della Sera', durante el encuentro con Berlusconi éste ha tenido que ausentarse un momento porque ha recibido una llamada del presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso, quien trataba de conseguir que el partido siguiera respaldando al Gobierno.