Mundo

Bolivia: “Pase lo que pase con el recuento, Evo Morales quedará ya desacreditado”

Bolivia encara una horas cruciales a la espera de la comparecencia del presidente de hoy

Bolivia encara una horas cruciales a la espera de la comparecencia del presidente de hoy

Publicidad

Bolivia vive inmersa en las protestas y la incertidumbre. La pasada madrugada, miles de personas volvieron a salir a las calles y se reprodujeron los disturbios en varios puntos del país en protesta por la suspensión repentina, por parte del Tribunal Supremo Electoral (TSE), de la difusión de los resultados electorales preliminares (TREP) la misma noche electoral.

Con el escrutinio del 95% de votos ya completado, el presidente, Evo Morales, ampliaba repentinamente su ventaja a más de nueve puntos sobre el opositor Carlos Mesa, aún por debajo de los diez puntos necesarios para evitar una segunda vuelta. En medio de todo ello, en las pasadas horas dimitía el vicepresidente del TSE, Antonio Costas, en protesta por la decisión “irracional” de suspender la difusión de resultados, lo que ha provocado, en su opinión, la “desacreditación” del proceso electoral.

Publicidad

La situación ha motivado que la Organización de Estados Americanos (OEA) alertara de que el cambio “ha modificado drásticamente el destino de las elecciones” y ha perjudicado la confianza en el proceso. También Estados Unidos, Naciones Unidas y la Unión Europea han mostrado sus sospechas de fraude. A la espera de que Evo Morales comparezca hoy por primera vez ante los medios desde la noche electoral, el experto Mario Alejandro Torrico, profesor de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), nos da las claves de lo sucedido.

Publicidad

¿Es posible aclarar si ha habido un fraude electoral en Bolivia?

No hay forma de saber si ha habido un fraude electoral, pero sí que existen indicios de que lo ha habido. El problema añadido es que la autoridad electoral boliviana no ha sido un árbitro imparcial ni transparente. Ha perdido la confianza de la ciudadanía en los últimos meses y en las últimas horas algunas de sus sedes en departamentos han sido atacadas. Su presidenta y varios vocales han renunciado por la presión del Gobierno, ha dimitido su vicepresidente, y muchos técnicos fueron despedidos.

¿Qué escenarios vislumbra?

Parece que Evo Morales será proclamado vencedor en primera vuelta. Es un escenario muy peligroso porque hay mucha gente que está indignada y con ganas de movilizarse y protestar. El opositor Carlos Mesa convocó a la resistencia civil. La única forma de solucionar todo lo que se hizo mal y es que el Tribunal Electoral vuelva a revisar todas las casillas de votación, en público y que se repita el conteo de votos, aunque tarde un mes, con delegados de partidos y sociedad civil delante. Pase lo que pase, la sociedad va a salir más dividida. Y Evo Morales quedará con una legitimidad muy cuestionada dentro y fuera, porque habrá países que no lo reconozcan.

¿Este malestar puede derivar en una revuelta?

No creo que llegue a ese nivel. Habrá más protestas y represión, pero no se extenderá por mucho tiempo. Los votantes del opositor Carlos Mesa son urbanos, clase media y alta. No resistirán en las calles tanto tiempo como los campesinos y los mineros, que apoyan más a Evo Morales.

Publicidad