Suspendida la evacuación del este de Alepo

Aún quedan unos 50.000 civiles por evacuar de Alepo oriental, de los cuales 40.000 irán a la zona occidental y los restantes a Idleb

Autobuses y ambulancias evacúan a los rebeldes fuera de la zona este de Alepo.
Autobuses y ambulancias evacúan a los rebeldes fuera de la zona este de Alepo.

La evacuación de los asediados del este de la ciudad siria de Alepo (norte) fue suspendida hoy, en medio de acusaciones cruzadas entre las partes sobre el motivo de este parón.

La evacuación de los asediados del este de la ciudad siria de Alepo (norte) fue suspendida hoy, en medio de acusaciones cruzadas entre las partes sobre el motivo de este parón.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos informó de que la evacuación se detuvo sobre las 11.04 hora local (09.04 hora GMT) después de que milicianos leales al presidente sirio, Bachar al Asad, forzaran la suspensión en protesta por el incumplimiento del acuerdo alcanzado entre las partes.

Según la ONG, dichos milicianos son originarios de los pueblos de mayoría chií de Fua y Kefraya, situados en la provincia vecina de Idleb y cercados por el Frente de la Conquista del Levante (exfilial siria de Al Qaeda) y otros grupos.

Más de 3.000 civiles y 40 heridos han logrado salir de Alepo oriental, en el marco del operativo humanitario puesto en marcha este jueves para evacuar la antigua zona rebelde de la ciudad siria, según ha informado el Comité Internacional de Cruz Roja (CICR).

La directora del CICR en Siria, Marianne Gasser, ha indicado que a lo largo de la jornada la organización humanitaria, que ejerce de mediadora neutral, ha dispuesto dos convoyes. Un tercero no ha podido partir debido a la caída de la noche.

La mayoría de los residentes en la zona rebelde han salido en autobuses hacia puntos rurales de la provincia de Alepo o hacia la vecina Idleb, en manos de la oposición, mientras que algunos heridos han sido trasladados a hospitales en Turquía.

Gasser ha contado que la evacuación se ha llevado a cabo en medio de “un montón de miedo e incertidumbre”. “Había disparos hasta el minuto antes de que entráramos en el este de Alepo para la primera evacuación. Hemos usado un cráneo para quitar escombros de las calles y que las ambulancias y los autobuses pudieran avanzar”, ha relatado.

Cuando finalmente han llegado al lugar acordado “la escena era desoladora”, con coches quemados y edificios aún humeantes por los bombardeos. “La gente se está enfrentando a decisiones imposibles. Puedes ver sus ojos llenos de tristeza”, ha dicho.

El CICR ha avanzado que la evacuación podría durar varios días. “Debe mantenerse abierto el espacio humanitario para que el operativo continúe”, ha señalado, por su parte, el director regional, Robert Mardini, enfatizando que, aunque “ha sido un bueno comienzo, todavía queda mucho trabajo por hacer”.

“Las necesidades son enormes y el tiempo es poco, por lo que hacemos un llamamiento a todas las partes para que muestren su buena voluntad y podamos llevar ayuda a todos los que han estado sufriendo todo este tiempo”, ha reclamado Mardini.

A este respecto, el enviado especial de Naciones Unidas a Siria, Staffan de Mistura, ha apuntado que aún quedan unos 50.000 civiles por evacuar de Alepo oriental, de los cuales 40.000 irán a la zona occidental y los restantes, 1.500 combatientes y sus familias, a Idleb.

De Mistura ha insistido en que, si bien ya está presente el CICR, la ONU también debe participar en este operativo “para garantizar que los civiles no son molestados”, en alusión a posibles represalias de las tropas ‘assadistas’.

Además, ha recalcado la urgencia de resucitar el proceso de paz. “Sin un acuerdo político para un alto el fuego (en todo el país), Idleb se convertirá en el nuevo Alepo”, ha vaticinado el diplomático europeo, reunido con el ministro de Exteriores francés, Jean-Marc Ayrault.

Evacuación del Este

Al mismo tiempo, las fuerzas gubernamentales sirias han entrado con excavadoras en los distritos asediados para quitar sacos de arena y despejar el área.

Según la televisión oficial siria, se espera que unos 4.000 combatientes con sus familias y 9.000 civiles abandonen el este de Alepo.

La evacuación de civiles de los barrios bajo control rebelde en Alepo ha empezado esta mañana tras alcanzarse un nuevo acuerdo de alto el fuego, informó la Presidencia turca, aunque varios medios señalan que sigue habiendo tiroteos y que la situación es confusa.

"La evacuación del este de Alepo está empezando. Hemos tomado todas las precauciones en Idlib y en la parte turca (de la frontera). Esperamos a nuestros hermanos y hermanas"anunció el portavoz de la Presidencia turca, Ibrahim Kalin, en la red social Twitter.

La cadena pública turca TRT señala que los primeros autobuses han salido ya de Alepo pero la agencia Anadolu informa de que un convoy de civiles fue tiroteado al alcanzar la periferia y regresó a la ciudad.

Francotiradores

Una persona murió en el tiroteo y cuatro fueron heridos en un tiroteo que Anadolu atribuye a "francotiradores de milicias chiíes bajo comando de Irán".

El incidente tuvo lugar en el barrio de Ramusa, en la periferia suroccidental de Alepo, mientras el convoy esperaba en un punto de control del Ejército sirio, asegura la citada agencia.

La cadena CNNTürk muestra imágenes de largas filas de minibuses y furgonetas aparentemente esperando para ponerse en marcha.

La cadena mostró imágenes en directo de la zona de Al Ramusa, donde se encuentran estacionados los autobuses y las ambulancias que llevarán a cabo la evacuación, que, según la televisión, todavía no ha comenzado, aunque la Presidencia turca había informado de lo contrario.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, al menos tres personas resultaron heridas por disparos de las fuerzas gubernamentales contra la zona en poder de los rebeldes.

Los heridos estaban retirando sacos de arena cuando recibieron los disparos en el área de Tel Zarazir, en el distrito de Al Sukari, bajo control opositor.

La Defensa Civil Siria ha informado en Twitter de que uno de sus voluntarios resultó herido hoy por los disparos de un francotirador cuando se dedicaba a despejar la ruta por la que se llevará a cabo la evacuación de heridos y enfermos del este de la ciudad de Alepo.

Un centenar de voluntarios y trabajadores del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y de la Media Luna Roja Siria se encuentra desplegado sobre el terreno en Alepo para facilitar la evacuación de enfermos y heridos del este de la urbe