Decenas de manifestantes respaldan a los militares que tomaron el cuartel

La Guardia Bolivariana dispersó a los manifestantes con cargar policiales y botes de humo

Decenas de venezolanos se han manifestado en apoyo al grupo de militares que se sublevó en una base militar de Carabobo un asalto que, según el Gobierno, ya ha sido controlado por las Fuerzas Armadas.

Decenas de venezolanos se manifiestan hoy en apoyo a un grupo de militares que se sublevó en una base militar de Carabobo, en el centro-norte del país, un asalto que, según el Gobierno, ya ha sido controlado por las Fuerzas Armadas.

Los ciudadanos, vecinos del Fuerte Paramacay, fueron dispersados por las fuerzas de seguridad, mientras los manifestantes cantaban el himno nacional y gritaban consignas de respaldo al grupo de rebeldes en contra del Gobierno de Nicolás Maduro.

La gente comenzó a reunirse en ese lugar tras conocerse la noticia de que el grupo, supuestamente integrado por civiles y militares uniformados, había ingresado en el cuartel para intentar tomar el control de la base, pero fue sofocado por la Fuerza Armada venezolana.

Los congregados comenzaron a pedir a los transeúntes que se sumarán para respaldar al grupo de "valientes", según sus palabras, autor del ataque.

Una fuente militar indicó a Efe que al menos ocho de los veinte insurrectos han sido detenidos y que de ellos tres son oficiales de tropa de bajo rango -un sargento de la reserva de paracaidistas, un teniente que desertó hace tres meses de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y un miembro de la Milicia- y cinco civiles.

La sublevación de los militares se produjo hoy y fue dada a conocer mediante un vídeo en el que un grupo de unos veinte hombres vestidos de militar con armas largas acompañan a un portavoz que se identifica como "capitán Juan Caguaripano"y "comandante de la operación David Carabobo".

Caguaripano, que se separó de la FANB en 2014 durante la ola de protestas antigubernamentales de entonces, se declaró "en rebeldía"contra "la tiranía asesina de Nicolás Maduro"y afirmó que no se trataba de un "golpe de Estado".

En los últimos meses varios uniformados han sido detenidos por la Contrainteligencia Militar venezolana por formar parte de supuestos planes de insurrección, entre ellos algunos generales, pero las autoridades han reiterado el respaldo firme de la FANB al Gobierno.