Detienen en México al presunto operador financiero de «los templarios»

La Policía Federal de México ha detenido en el estado de Querétaro, en el centro del país, a Juan Reza Sánchez, presunto operador financiero del cártel de Los Caballeros Templarios

La Policía Federal de México ha detenido en el estado de Querétaro, en el centro del país, a Juan Reza Sánchez, presunto operador financiero del cártel de Los Caballeros Templarios, informó hoy la Comisión Nacional de Seguridad.

Reza, por quien las autoridades mexicanas ofrecían cinco millones de pesos (unos 275.000 euros) de recompensa por información que llevara a su captura, era uno de los siete jefes de la organización criminal que opera en el estado de Michoacán, en el suroeste del país.

El detenido "inició sus actividades delictivas bajo el mando de José de Jesús Méndez Vargas y Nazario Moreno González", capos del narcotráfico, y sus operaciones se extendían a Estados Unidos, según la Comisión Nacional de Seguridad.

En un comunicado, la CNS indicó que la captura se llevó a cabo "sin realizar un solo disparo"en el estado de Querétaro, pero no informó de la fecha de la detención.

Se trata de la segunda captura importante desde que el Gobierno mexicano inició en enero pasado una amplia operación en la conflictiva región michoacana de Tierra Caliente, controlada por Los Caballeros Templarios, después de la de Dionisio Loya Plancarte, alias "El Tío".

En el momento de su captura, tenía una orden de captura vigente, librada por un juez federal con sede en Tepic, en el estado occidental de Nayarit, por delitos contra la salud y delincuencia organizada, añadió.

Según la CNS, la detención se logró gracias a los trabajos de inteligencia de la Policía Federal, que permitieron "identificar su desplazamiento en los estados de Jalisco y Tamaulipas hasta llegar a su localización y aseguramiento en Querétaro".

En la operación, los policías federales decomisaron un fusil de asalto, drogas, equipo de telefonía móvil, un vehículo y documentación diversa.

Los Caballeros Templarios es una organización con tintes seudorreligiosos que surgió tras la muerte del máximo dirigente de la Familia Michoacana, Nazario Moreno González, alias "El Chayo", en un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad en 2010 y cuyo cuerpo nunca apareció.

En poco tiempo, esa agrupación logró el control del narcotráfico en Michoacán y extendió su área de influencia hacia otras regiones.

Ante el vacío de autoridad, grupos de civiles tomaron las armas hace un año para defenderse del cártel, cuya expansión motivó hace poco más de un mes la intervención del Gobierno federal para recuperar la seguridad en la zona.