EE UU eleva el nivel de alerta y activa a la aviación

El Gobierno de EEUU ha ofrecido asistencia a Canadá tras el ataque armado ocurrido hoy en las cercanías del edificio del Parlamento en Ottawa, y el presidente Barack Obama ha hablado por teléfono con el primer ministro canadiense, Stephen Harper, informaron fuentes oficiales.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, dijo en su rueda de prensa diaria que es muy pronto para afirmar si EEUU considera el ataque un acto terrorista, dado que la información sobre lo sucedido es "todavía incompleta".

Según Earnest, funcionarios estadounidenses están en contacto con sus pares canadienses y han ofrecido asistencia.

Además, Obama, quien fue informado de lo ocurrido en Ottawa por su asesora de seguridad y lucha antiterrorista, Lisa Monaco, habló por teléfono con Harper, pero los detalles de la conversación todavía no se conocen.

"Canadá es uno de los amigos y aliados más cercanos de Estados Unidos", subrayó Earnest, después de enviar sus condolencias a la familia del soldado herido en el ataque, que murió tras ser trasladado a un centro hospitalario de Ottawa.

El ataque al Parlamento canadiense se produjo cuando un individuo armado disparó contra un soldado. El atacante fue posteriormente abatido por la Policía, que investiga si otras dos personas participaron en la acción.

El primer ministro canadiense, que en el momento del ataque se encontraba en Parliament Hill, el complejo de edificios que alberga el Parlamento y sus oficinas, fue trasladado a otro lugar por unidades especiales de la Policía.

Tras el ataque, el FBI ordenó que se eleve el nivel de alerta en todas sus oficinas de campo, al igual que en el Comando de Defensa Aeroespacial Norteamericano (NORAD, por su sigla en inglés).

"El NORAD está dando todos los pasos apropiados y prudentes para estar en condiciones adecuadas de responder rápidamente a cualquier incidente que afecte a la aviación en Canadá", afirmó el Comando en su cuenta oficial de la red social Twitter.

El NORAD es un comando conjunto de defensa aérea de Estados Unidos y Canadá, con sede en Colorado (EEUU), dedicado a ofrecer protección sobre el espacio aéreo de ambos países.