EE UU estudia sanciones contra España por apoyar al régimen de Maduro

Washington considera que nuestro Banco Central ha intermediado para que Caracas sorteara las sanciones

Washington considera que nuestro Banco Central ha intermediado para que Caracas sorteara las sanciones

El departamento del Tesoro de EE UU ha informado a España de que estudia sanciones contra nuestro país. La Casa Blanca acusa a Madrid, y concretamente al Banco de España, de haber servido para ayudar al régimen de Nicolás Maduro a saltarse las sanciones impuestas por Washington. Así, las instituciones públicas españolas habrían servido de tapadera para que Venezuela pudiera hacer pagos a distintos proveedores.

La información, adelantada por la agencia de noticias Bloomberg, subraya que el Banco de España actuó como refugio de capitales venezolanos, así como de puente para alcanzar acuerdos con empresas extranjeras, principalmente de China y Rusia. La mención a estos dos países no es casual, pues, según Bloomberg, los partidarios de sancionar a España en el Gobierno estadounidense están convencidos de que nuestro país es el principal responsable de que la Unión Europeoa no haya sancionado a Venezuela.

Un argumento que quienes se oponen en Washington a las sanciones rebaten con la evidencia de que es, precisamente, la Embajada de España el refugio del opositor Leopoldo López. En todo caso, sostiene Bloomberg, las sanciones contra las instituciones españolas no se comunicarían hasta después de las elecciones del 10 de noviembre.

No conviene tomar a la ligera el alcance y calado de las posibles sanciones. Tom Rogan, en el «Washington Examiner», ha publicado una columna en la que aboga por la máxima dureza contra España y acusa al Gobierno de Pedro Sánchez de no entender o ignorar las advertencias de Washington. «Asumiendo», escribe, «que Pedro Sánchez permanezca en el poder tras las próximas elecciones, las sanciones deben entrar en vigor sin dilaciones». En su opinión no es sólo que el ejecutivo de Sánchez haya brindado apoyo financiero a Maduro, sino que «España está facilitando a Maduro la labor de asesinar a sus conciudadanos». Tratándose de un país de la UE que dice proteger y honrar los derechos humanos, al columnista le parece una política escandalosa y solicita que Estados Unidos adopta una postura más firme.

Según la información de Bloomberg, el representante especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, habría mantenido una reunión con las autoridades españolas en Madrid recientemente, aunque no se abordaron las sanciones, Abrams sí que habría presionado para que el Gobierno tomara más medidas concretas contra el dinero del régimen venezolano, incluyendo la congelación de todos los activos en España relacionados con Maduro y su régimen.

Sin embargo, las autoridades españolas replicaron que las entidades bancarias y el propio Banco de España se limitarían a su labor habitual de monitorizar los flujos de capitales para evitar el blanqueo.

El Banco de España negó el pasado de septiembre «cualquier irregularidad» en el uso de la cuenta del Banco Central de Venezuela, cuya operativa es «muy reducida, tanto en número de operaciones como en su importe, y no presenta variaciones significativas en los últimos años».

El organismo presidido por Pablo Hernández de Cos respondía de este manera a otra información publicada por Bloomberg en la que se señalaba que el régimen de Maduro está utilizando el Banco de España para realizar pagos a proveedores en el exterior.