Actualidad

El Colegio Electoral confirma a Trump en medio de protestas

Los críticos del presidente electo argumentan que Hillary Clinton obtuvo casi tres millones de votos más que el candidato republicano

El presidente electo de EEUU, Donald Trump, superó hoy los 270 votos necesarios en el cónclave del Colegio Electoral para ratificar su victoria en los comicios del pasado 8 de noviembre y convertirse así en el próximo inquilino de la Casa Blanca.

La Constitución de Estados Unidos exige que los 538 electores que conforman el Colegio Electoral certifiquen el resultado de las elecciones de noviembre, que algunos en el país quieren frustrar in extremis pidiendo a los compromisarios que cambien de opinión. Este cónclave de representantes de los dos partidos se reunió ayer para sellar la designación del próximo presidente de Estados Unidos, pero fue la más tensa de las reuniones que se recuerda, con un grupo alineado con la candidata demócrata Hillary Clinton que presionó a los representantes de Donald Trump para que dieran la espalda al republicano.

El sistema electoral estadounidense no garantiza la presidencia al vencedor con la mayoría de votos populares a nivel nacional, si no que adjudica hasta un total de 538 compromisarios, equivalentes al número de legisladores federales por cada estado, lo que confiere más peso a estados con mayor número de habitantes, con California y Texas a la cabeza.

Pese a la presión para que los compromisarios republicanos dieran la espalda a Trump, sólo un elector, de Texas, prometió que iba a cambiar su voto después de las denuncias de la CIA y del FBI en las que aseguran que Moscú interfirió en las elecciones estadounidenses, en las que Trump ganó con 305 votos electorales frente a los 232 de Clinton. El cónclave nunca se ha opuesto al resultado de las elecciones y al hecho de que quien consigue un mínimo de 270 votos electorales se proclama presidente, pero sí ha ocurrido en hasta cinco ocasiones que el ganador del voto popular no se ha hecho con suficientes compromisarios del Colegio Electoral.

La confirmación de las votaciones en cada uno de los 50 estados del país empezó ayer en Arkansas, Illinois, Indiana y New Hampshire, pero los resultados no serán anunciados hasta el 6 de enero en una sesión especial conjunta en el Congreso, que presidirá el actual vicepresidente, Joe Biden.

El papel del Colegio Electoral también ha sido muy criticado por el hecho de que Clinton ganó el voto popular con una ventaja de casi tres millones de papeletas sobre el republicano. A esto se suman las afirmaciones inconsistentes de Trump en las que proclama haber sido uno de los candidatos que mejor resultado ha conseguido en el voto electoral. En realidad, se sitúa por detrás de Ronald Reagan, George H. W. Bush, Barack Obama y Bill Clinton, en el puesto número 44 de los 54 procesos electorales que ha habido en la historia de la democracia estadounidense, desde 1804.

Sin embargo, ayere nada pareció desalentar a los 200 manifestantes de Pensilvania, un estado tradicionalmente demócrata que eligió a Trump en estas elecciones, que se desplazaron a las escaleras del Capitolio para pronunciarse en contra del republicano. A casi cuatro grados bajo cero, gritaron a pleno pulmón: «No a Trump», «No al Ku Klux Klan», «No a una USA fascista» y «No a la traición». A la vez, varias decenas de personas se reunieron en Carolina del Sur, un estado conservador muy dividido –en el que los blancos votan a los republicanos y los afroamericanos a los demócratas–. En esta ocasión, suplicaron a los electores para que retirasen su respaldo a Trump.

El perfil / El elector que votó en conciencia

Un miembro republicano del Colegio Electoral que representa a Texas, Art Sisneros, ha renunciado a su cargo como elector para evitar votar por el presidente electo Donald Trump, tras asegurar que no puede hacerlo «en buena conciencia». Sisneros, de origen hispano, detalló que no quiere ser un elector «infiel» y que, por eso, debe renunciar a su papel de elector. «No veo que Trump esté cualificado para servir en la oficina de la Presidencia», añadió.