Política

El futuro incierto de Julian Assange

Tras su detención, el fundador de Wikileaks se enfrenta a un largo proceso judicial

Assange ha sido detenido en Londres
Assange ha sido detenido en Londres

Tras su detención, el fundador de Wikileaks se enfrenta a un largo proceso judicial

Tras la retirada del asilo por parte del gobierno de Ecuador, Julian Assange ha sido detenido en la embajada por agentes de Scotland Yard. El motivo de esta detención ha sido violar las convenciones internacionales y el protocolo de convivencia que aceptó en 2012. Según expertos, eso no es grave por lo que podría saldarse con tres meses de cárcel y una multa.

El principal problema de Assange es que una vez solucionados sus problemas con Reino Unido, el gobierno de Estados Unidos reclame su extradición debido a la filtración de documentos diplomáticos en relación a guerra de Afganistán e Irak a través del portal Wikileaks. Mike Pompeo, durante su mandado como director de la CIA se refirió al portal diciendo que es “un servicio de inteligencia hostil no estatal, a menudo instigado por actores estatales como Rusia”.

Si finalmente EEUU pide la extradición de Assange comenzaría un largo proceso. Un aspecto clave es el tratado de extradición con el que cuentan Reino Unido y EEUU desde 2003, lo que facilitaría el procedimiento. Una vez enviada la solicitud de asilo por vía diplomática, la defensa del fundador de Wikileaks podría alegar que “está siendo requerido por motivos políticos y eso no es una causa de extradición válida”, tal y como señalan los expertos.

De acuerdo con el Convenio Europeo de Extradición de 1957: “No se concederá la extradición si el delito por el cual se solicita es considerado por la Parte requerida como delito político como hecho conexo con un tanto de tal naturaleza”. Se entiende por derecho político aquel que atenta contra el Estado en cuestión. El problema para Assange, en el caso que se produzca una petición de extradición, es demostrar que dicho procedimiento está basado en un delito político.