El “sudoku” postelectoral de Austria

Estas son las cuatro coaliciones posibles tras el resultado de las urnas

Ya lo advirtió durante la campaña electoral, el conservador Sebastian Kurz no se cerrará ninguna puerta

Ya lo advirtió durante la campaña electoral, el conservador Sebastian Kurz no se cerrará ninguna puerta y dialogará con todos los partidos que le permitan formar un Gobierno estable en Austria. Tras hacer caer la Gran Coalición con los socialdemócratas en 2017 y el fracasado experimento del Gobierno con la extrema derecha, no puede presentarse ante el electorado como el culpable de las terceras elecciones anticipadas. Éstas son las cuatro coaliciones que se podrían conformar tras los comicios del domingo.

1. Gran Coalición. Supondría compartir el poder con los socialdemócratas como ha ocurrido durante la mayor parte de la historia democrática de Austria desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Aunque garantía de estabilidad, ya demostró en el pasado que alimentaba a la extrema derecha populista, convertida en líder de la oposición en el Parlamento.

2. Nueva alianza con la extrema derecha. El pacto entre populares y populistas tras las elecciones de diciembre de 2017 acabó abruptamente en mayo pasado a consecuencia del “Ibizagate”, que salpicaba directamente al vicecanciller y líder ultra, Hans Christian Strache, al que se veía en un vídeo con cámara oculta ofrecer contratos públicos a la supuesta hija de un oligarca ruso a cambio de financiación para su partido. Norbert Hofer, el nuevo líder del FPÖ, no ha dejado de cortejar a Kurz para reeditar la coalición, pero el ex canciller exige antes tolerancia cero con los comportamientos neonazis.

3. Gobierno de centro izquierda. Ante el ascenso experimentado por Los Verdes en estas elecciones, Kurz podría mirar a la izquierda para conformar un Gobierno con los ecologistas que podría contar como tercer socio con los liberales de Neos. En contra de este experimento, destacan las diferencias en materia de inmigración y asilo que separan a conservadores y ecologistas.

4. Tripartito de izquierdas. La alternativa más improbable dado que no suman votos suficientes en el Parlamento sería una coalición liderada por los socialdemócratas de Pamela Rendi-Wagnar, la gran perdedora de las elecciones por no haber sabido capitaliza la caída del Gobierno de derechas, junto a verdes y liberales.