Asia

Polémica

China defiende a Rusia tras la masacre de Bucha: “Estas cuestiones no se deben politizar”

La matanza del territorio en la periferia de Kiev, la capital de Ucrania, dejó más de 400 civiles muertos

La matanza de más de 400 civiles en la localidad elevó una ola de indignación y de rabia en Ucrania, pero también en el resto de países de Occidente
La matanza de más de 400 civiles en la localidad elevó una ola de indignación y de rabia en Ucrania, pero también en el resto de países de OccidenteAnatolii Siryk / Zuma Press / ContactoPhotoAnatolii Siryk / Zuma Press / Co

China defendió este miércoles a Rusia y afirmó este miércoles que “hay que basar cualquier acusación en los hechos”, en referencia a la masacre perpetrada en la ciudad ucraniana de Bucha, en la periferia de Kiev.

La matanza de más de 400 civiles en la localidad elevó una ola de indignación y de rabia en Ucrania, pero también en el resto de países de Occidente. Decenas de cuerpos desfigurados se fueron encontrando a medida que las tropas rusas se retiraban de la zona y otras ciudades de la región capitalina, aunque Rusia aseguraba que todo esto era falso y se trataba de un montaje. La Unión Europea y Estados Unidos avisaron que endurecerían las sanciones al líder ruso, Vladimir Putin, y al país.

Por su parte, China ha asegurado que “todas las partes deben mostrar mesura y evitar las acusaciones infundidas antes de que se entreguen en los resultados de la investigación”, alegando que las informaciones e imágenes de Bucha son “profundamente perturbadores pero hay que centrarse en la verdad”. “Las cuestiones humanitarias no se deben politizar, y cualquier acusación debe basarse en los hechos”, explicaba al respecto el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Zhao Lijian.

Las nuevas pruebas de lo que parecen ser masacres civiles generalizadas tras la retirada rusa de las zonas de Kiev pueden complicar los intentos de Pekín de orientar a la opinión pública sobre el conflicto, en el que China se ha negado a criticar a Moscú. “La verdad y la causa del incidente deben ser verificadas”, dijo Zhao.

“China apoya todos los esfuerzos para ayudar a aliviar la crisis humanitaria en Ucrania. Seguiremos trabajando con la comunidad internacional para evitar cualquier daño a los civiles”, indicó.

La embajada rusa en Pekín hizo uso de la plataforma Weiboo para rechazar las acusaciones, mientras que su homóloga ucraniana llamó la atención sobre los “crímenes de guerra rusos contra civiles en Irpin”, otra ciudad donde supuestamente se produjeron atrocidades, según informa AP.

Antes de que comenzara la invasión rusa el pasado 24 de febrero, China había desestimado las conversaciones sobre una invasión rusa como “noticias falsas” y alarmismo estadounidense. Desde entonces, ha afirmado mantener una postura independiente, y a menudo contradictoria, afirmando la inviolabilidad de las fronteras y la soberanía nacional mientras se niega a condenar la agresión rusa o incluso a utilizar las palabras “guerra” e “invasión”, en aparente deferencia a Moscú.