Evacuada la estación de Marsella tres horas por el arresto de un sospechoso

El hombre detenido llevaba material eléctrico y electrónico que podría haberse utilizado para confeccionar un artefacto explosivo

Estación de trenes de mMarsella
Estación de trenes de mMarsella

El hombre detenido llevaba material eléctrico y electrónico que podría haberse utilizado para confeccionar un artefacto explosivo

La estación de trenes de Marsella (sureste de Francia) fue evacuada hoy y permaneció cerrada al tráfico con carácter preventivo durante unas tres horas por la detención de un sospechoso señalado por los usuarios.

El hombre detenido llevaba material eléctrico y electrónico que podría haberse utilizado para confeccionar un artefacto explosivo.

El fiscal de Marsella, Xavier Tarabeux, puntualizó a los medios que lo que se le encontró al sospechoso, que dijo a la policía ser checheno, "no era un artefacto explosivo"y no era peligroso en sí, pero el material eléctrico y electrónico que se le requisó podría entrar en la composición de una bomba.

Fuentes judiciales indicaron a Efe que en el momento actual de las investigaciones no hay elementos que permitan hablar de un proyecto terrorista.

Su arresto se produjo hacia las 12.15 locales (10.15 GMT) en la estación Saint Charles, en el centro de Marsella, cuando se vio que de una bolsa que llevaba sobresalían unos cables y unas baterías.

La estación fue evacuada y durante tres horas se paralizó allí la circulación de trenes, mientras los artificieros realizaban comprobaciones para verificar que no había peligro.

Una vez acabadas las comprobaciones, el alcalde de la ciudad, el conservador Jean-Claude Gaudin, felicitó a la Policía y a los militares de la operación antiterrorista Sentinelle por su intervención "con una eficacia destacable".

Gaudin dijo que el hombre detenido tenía "intenciones terroristas evidentes" y que con su acción las fuerzas del orden "evitaron un nuevo drama en un lugar que ya fue golpeado el pasado mes de octubre".

Se refería así al asesinato de dos mujeres en la estación de Saint Charles el 1 de octubre por un tunecino que les atacó con un cuchillo.

Efe