Firmas británicas facilitaron a Siria químicos para fabricar sarín

Empresas británicas facilitaron a Siria en los pasados años 80 químicos y componentes para fabricar sarín, el agente nervioso vinculado supuestamente con ataques del régimen de Damasco, reveló hoy la cadena pública BBC. La emisora dice haber tenido acceso a un documento del Ministerio de Asuntos Exteriores que hace referencia a los suministros a mediados de los 80 y en el que se indica que el Reino Unido no fue el único país que vendía materiales a Damasco que terminaron siendo utilizados para su programa de armas químicas.

El documento menciona, según la BBC, hasta 16 países como suministradores de materiales al Gobierno sirio.

Según la BBC, el Gobierno británico puede confirmar en los próximos días esta información y hará hincapié en que no había una regulación apropiada en los años 80.

Un informe de la ONU divulgado el año pasado mencionó un incidente en particular ocurrido en Damasco en el que al parecer se utilizaron armas químicas, lo que provocó numerosas víctimas.

El Gobierno de Bachar al Asad ha negado los ataques químicos y ha culpado de ello a las fuerzas de la oposición.

En respuesta a la información de la BBC, un portavoz oficial británico dijo que no podía comentar sobre la filtración de un documento.

No obstante, la fuente puntualizó que desde los años 80 los controles de exportación han sido reforzados.

El experto en armas químicas Alastair Hay, de la Universidad de Leeds, comentó hoy que el sarín es "muy tóxico"y un elemento "químico bastante versátil".

"La cantidad requerida para matar a una persona es muy pequeña y puede ser dispersado muy bien", por lo que una pequeña cantidad puede matar a mucha gente, según Hay.