Actualidad

La agente rusa Maria Butina sale de la cárcel

Maria Butina, ciudadana rusa de 30 años, ha salido de la cárcel de Tallahassee este viernes. Detenida en julio de 2018, había sido condenada a 18 meses de prisión. Será deportada a Moscú en las próximas horas. Acusada de espionaje, aceptó declararse culpable de conspiración. Los fiscales investigaron sus actividades como infiltrada en grupos como la Asociación Nacional del Rifle. Por cuenta rusa. Entrevistada por la CNN hace 8 meses explicó que entre sus planes no figuraba la posibilidad de acudir a los medios o convertirse en un personaje público en cuanto fuese excarcelada. Al parecer, en su descargo, aportó pruebas contra su pareja, el republicano Paul Erickson, acusado de lavado de dinero.

Publicidad

Su caso ha sido paralelo al del supuesto espía estadounidense en Rusia, el ex marine Paul Whelan, detenido desde el 28 de diciembre de 2018, al que acusan de trabajar para los servicios secretos estadounidenses. En un giro surreal Whelan se presentó ante el tribunal de Moscú que le investiga para decir que es inocente y que han detenido al hombre equivocado. Está convencido de que su caso es más ridículo que otra cosa. «Rusia pensó que atraparon a James Bond en una misión de espionaje», le dijo a la prensa en una breve comparecencia, «pero en realidad secuestraron a Mr. Bean de vacaciones». Todo esto antes de que el juez sentenciara que no podrá salir hasta final de año. Whelan, entre tanto, relató delante del tribunal los supuestos malos tratos a los que habría sido sometido. También protestó porque nadie en Rusia parece interesarse por su caso. «La evidencia que entregué», lamentó, «ha sido ignorada... Las cuestiones relativas al derecho siempre se deciden a favor de los fiscales y el servicio de seguridad». El juicio no arrancará hasta abril o junio de 2020 y el Congreso de los EEUU ha pedido a Rusia su inmediata liberación. Medios como el Post explican que Whelan habría sido agredido por los guardias de la cárcel después de que éste corriera y cantase en el patio de la cárcel. En realidad en EEUU hace tiempo que se malicia que su encierro tiene que ver con el de Butina. Algo así como una retribución y aviso para navegantes de Moscú a la Casa Blanca.