Política

La sombra de Zelaya sobrevuela las urnas

Las encuestas apuntan a un empate técnico entre el candidato conservador y la mujer del ex presidente. Vetan la entrada de Baltasar Garzón como observador

Juan Orlando Hernández. Partido Nacional
Juan Orlando Hernández. Partido Nacional

Una Honduras polarizada, cuya campaña ha estado marcada por la inseguridad ciudadana y el regreso del zelayismo, celebra hoy unas elecciones generales de gran importancia para su futuro. Más de cinco millones de hondureños (de una población de 8,4 millones) acuden a las urnas para elegir, además de a un nuevo presidente (que sustituirá al actual, Porfirio Lobo, el 27 de enero de 2014), a tres designados o vicepresidentes, a 128 diputados al Congreso Nacional y 20 al Parlamento Centroamericano con sus respectivos suplentes y 298 alcaldes. En Honduras, el presidente es electo por mayoría simple, ya que este país es uno de los pocos de la región que no regula el balotaje. Tampoco contempla la reelección en ninguna de sus modalidades: indefinida, consecutiva o alterna.El El Tribunal Supremo Electoral de Honduras negó ayer la acreditación de observador internacional al ex juez español Baltasar Garzón, a la líder indígena guatemalteca Rigoberta Menchú y al ex vicepresidente panameño Martín Torrijos porque, según argumenta la prensa, ninguno de los tres representa oficialmente a sus países. Lo que supuso un revés para el ex juez más mediático.

En todo caso, la encuesta más reciente pronostica una pelea reñidísima entre Xiomara Castro, cónyuge del ex presidente Manuel Zelaya, y el influyente jefe del Congreso, Juan Orlando Hernández, al punto de colocarlos en un empate técnico. Castro, candidata del nuevo partido izquierdista Libre, saltó a la escena política al liderar protestas por el golpe de Estado contra su marido, depuesto del cargo en pijama y a punta de pistola por militares una madrugada de junio de 2009. Castro tiene entre sus propuestas revertir las privatizaciones, lanzar una reforma agraria, cambiar la Constitución y revocar leyes que asegura violan los derechos de trabajadores.

Lucha contra el crimen

Por su parte, Hernández es un representante de las políticas de libre mercado que busca impulsar la seguridad jurídica, privatizar carreteras y ampliar la base tributaria, entre otras propuestas. Los empresarios hondureños han estado históricamente cerca de los partidos de derecha. Castro es consciente de la enorme influencia que ejercerían durante su hipotético mandato las cinco familias que controlan el poder y que en ocasiones, gobiernan de facto. En el terreno económico-social, Tegucigalpa afronta una delicada situación ya que alrededor del 60% de los casi nueve millones de habitantes del país viven en bajo el umbral de la pobreza. Del mismo modo, la mezcla de desigualdad y violencia es un coctel explosivo. Según estadísticas recientes, en Honduras mueren un promedio de veinte personas al día y cada vez es más frecuente el hallazgo de cadáveres desmembrados a manos de sicarios.

Juan Orlando Hernández

Partido Nacional

Actual presidente del Consejo Nacional, Hernandez (Gracias, 1968) es licenciado en Derecho y el candidato oficialista a la presidencia del país. De raíces campesinas centra su campaña en la lucha contra la alta criminalidad.

Xiomara Castro

Partido Libre

Heredera del discurso izquierdista de su esposo, Castro (Tegucigalpa, 1959) dejó sus labores de Primera Dama en 2009 para liderar el Partido Libre fundado en 2011. Rechaza militarizar el país para reducir la violencia.