Internacional

Los grandes ausentes de la Asamblea General de la ONU

Putin, Xi Jinping, Trudeau o Netanyahu no asisten a la cita de Nueva York, donde todos los ojos estarán puestos en Trump

Putin, Xi Jinping, Trudeau o Netanyahu no asisten a la cita de Nueva York, donde todos los ojos estarán puestos en Trump

Publicidad

Hoy comienza la Asamblea General de la ONU en Nueva York, donde se van a dar cita 90 mandatarios de todo el mundo. Las miradas están puestas, como siempre, en Donald Trump, uno de los mayores críticos del funcionamiento de la ONU, pero también en su homólogo iraní, Hasan Rohani. En los días previos se ha especulado con la posibilidad de se produzca un encuentro entre ambos, algo que el inquilino de la Casa Blanca no ha rechazado categóricamente.

También será muy seguida la participación del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, que se entrena en este foro, al igual que Boris Johnson, el primer ministro israelí. Emmanuel Macron y Angela Merkel no faltarán a la cita de Nueva York. Pero llama la atención la ausencia de algunos de los grandes líderes mundiales. La Asamblea General de la ONU es un escaparate inmejorable para que líderes de decenas de países puedan ser escuchados y proyectar así su imagen internacional o llamar la atención sobre sus problemas internos.

No es un foro donde se alcanzan pactos ni se negocia la solución a problemas globales a nivel multilateral. Sin embargo, sirve de marco para reuniones bilaterales en las que diferentes presidentes y jefes de Estado tienen la oportunidad de dialogar con sus homólogos y buscar acuerdos en temas sensibles, como puede ser la crisis iraní, que ha elevado la tensión en Oriente Medio en un contexto de amenazas de intervención militar sugeridas por Estados Unidos y el propio régimen de Teherán.

Por eso resulta significativa la ausencia en esta edición de líderes de potencias mundiales como Rusia o China. A continuación, algunos de las ausencias más sonadas:

Publicidad

Vladimir Putin: Su ausencia en la Asamblea General de la ONU es ya casi costumbre. El presidente ruso asistió en el 70º aniversario de Naciones Unidas, pero no es su foro predilecto, por más que en estos momentos Rusia ostente la presidencia rotatoria del Consejo de Seguridad de la ONU. Putin ha preferido quedarse en Moscú, donde recibirá al líder bolivariano Nicolás Maduro para reforzar los vínculos entre ambos gobiernos. Será el ministro de Exteriores Sergei Lavrov quien acuda al cónclave de Nueva York.

Andrés Manuel López Obrador. Desde que asumiera el cargo de presidente de México en diciembre de 2018, AMLO, como se le conoce en su país, no ha realziado visitas al extranjero. “No quiero ser candil de la calle y oscuridad en la casa”, ha dicho en alguna ocasión. Su predecesor Peña Nieto realizó diez viajes internacionales en el primer año de gobierno. Los analistas creen que el mandatario izquierdista se rige por la doctrina Estrada, un principio de no intervención y de no injerencia en los asuntos internos de otros países, que guió las relaciones exteriores de México entre los años 1920 y 2000.

Publicidad

Xi Jinping. El presidente chino no se prodiga en las reuniones anuales de la ONU. Asistió a la edición de 2015, pero no ha repetido desde entonces. La diplomacia china prefiere otros canales para desarrollar sus políticas initernacionales. El frente comercial que tiene abierto con Estados Unidos estará latente en muchos de los discursos y reuniones bilateras de estos días en Nueva York.

Justin Trudeau. El primer ministro de Canadá se halla inmerso en la campaña electoral para las elecciones del próximo 21 de octubre. Su aura de líder liberal se ha desvanecido en los últimos tiempos. Trudeau se ve más exigido en esta campaña tras el escándalo originado por la difusión de varias fotos antiguas en las que aparecía con la cara pintada de negro, un gesto que en Norteamérica se considera racista. La magnitud del problema es tal que sus reelección está en serio peligro.

Benjamin Netanyahu. El primer ministro israelí es un habitual de las asambleas generales de la ONU, donde en varias ocasiones ha aprovechado para mostrar didácticos paneles gráficos para explicar al mundo el riesgo que supone el programa nuclear iraní. Ahora mismo es primer ministro en funciones y su continuidad al frente del Gobierno no está clara después de que quedara en segunda posición en las elecciones generales de la pasada semana.

Nicolás Maduro. El líder bolivariano ha optado por esquivar la cita para evitar posibles problemas. Atrás queda la célebre intervención de su mentor Hugo Chávez durante su intervención en la ONU, cuando dijo que olía a azufre en la sala, en referencia a George W. Bush. Maduro y su régimen están bajo vigilancia por parte la administración de Trump, que ha sancionado a jerarcas del régimen chavista.

Cyril Ramaphosa. El mandatario de Sudáfrica canceló su viaje a Nueva York para gestionar “asuntos nacionales urgentes” ante la creciente violencia de género en el país.