Publicidad
Publicidad
Actualidad

Los universitarios extranjeros podrán quedarse en Reino Unido dos años tras acabar sus estudios

La nueva reglamentación se aplicará a los estudiantes que inicien sus cursos universitarios a partir del año próximo

La nueva reglamentación se aplicará a los estudiantes que inicien sus cursos universitarios a partir del año próximo

Publicidad

El Gobierno británico anunció ayer que los universitarios extranjeros que estudien en Reino Unido podrán quedarse en el país para trabajar durante un periodo de dos años después de licenciarse. La decisión revierte la medida adoptada en 2012 por Theresa May -cuando entonces aún era ministra del Interior bajo el Ejecutivo de David Cameron- que obligaba a los estudiantes internacionales a marcharse cuatro meses después de terminar su formación.

La nueva reglamentación se aplicará a los estudiantes que inicien sus cursos universitarios a partir del año próximo. Y, de momento, no queda claro si esto afectará también a los comunitarios. Todo dependerá de en qué condiciones el país abandone la UE. La prórroga actual del Brexit termina el 31 de octubre. El primer ministro, Boris Johnson, promete ejecutar el divorcio -con o sin pacto- para entonces. Pero una ley que la oposición ha conseguido sacar adelante por la vía rápida le obliga ahora a consensuar un acuerdo para el 19 de octubre o pedir una nueva extensión de plazos.

Publicidad

La ministra de Interior, Priti Patel, señaló que la nueva medida aprobada demuestra la “mirada internacional” del nuevo Gobierno, que ha prometido aplicar un sistema de inmigración por puntos, similar al australiano, después de la retirada del país de la UE, que dé prioridad a los trabajadores cualificados.

Publicidad

El Gobierno ha indicado que el nuevo itinerario para graduados permitirá a los estudiantes trabajar, a cualquier nivel. A continuación podrán pasar a un visado de trabajador cualificado si encuentran un empleo que cumpla con los requisitos. No habrá un tope en el número de estudiantes que podrán solicitar este itinerario para graduados. Unos 450.000 estudiantes extranjeros estudian cada año en Reino Unido.

Por su parte, Alistair Jarvis, director de la organización Universities UK, que apoya y defiende el trabajo de las universidades británicas, saludó la nueva política y recalcó que beneficiará a la economía de Reino Unido. “Hay pruebas de que los estudiantes internacionales aportan aspectos positivos al Reino Unido, así como una contribución económica de 26.000 millones de libras (29.000 millones de euros), pero durante mucho tiempo, la falta de oportunidades laborales después de los estudios en el Reino Unido, nos ha colocado en una situación desventajosa a la hora de atraer estudiantes”, añadió.