Actualidad

Los votantes bolivianos en España dan la espalda a Evo Morales

Carlos Mesa obtiene la victoria en nuesto país con un 61,5% de los votos frente al 21,2% del presidente

Los votantes bolivianos residentes en nuestro país apenas se movilizaron este domingo a la hora de acudir a las urnas para elegir a su nuevo presidente. Según los datos publicados por el Órgano Electoral Plurinacional (OEP), la participación en estos comicios ha sido del 48,61% frente al 75% de las elecciones de 2014.

Publicidad

El líder de la oposición, Carlos Mesa, ha obtenido un 61,52% de los votos frente al 21,27% que obtuvo el actual presidente. En tercer lugar ha quedado Chi Hyun Chung, del Partido Demócrata Cristiano (PDC), con un 7,42 por ciento, mientras que en cuarto lugar figura Óscar Ortiz, candidato de Bolivia dice No, con un 3,79%. A pesar de los datos escrutados en España, Evo Morales ha sido el candidato más votado en total tanto dentro como fuera de Bolivia, según los primeros datos dados a conocer hoy, aunque el recuento ha sido suspendido en medio de acusaciones de fraude. Tanto Carlos Mesa como el Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade) de Bolivia llamó este lunes a la “resistencia civil” para evitar ell supuesto fraude electoral y responsabilizó al Gobierno de Evo Morales si se “suscita una guerra civil” en el país.

Existen dos posibles escenarios que en caso de cumplirse llevarían a una segunda vuelta el 15 de diciembre. El primero de ellos sería que el candidato ganador no consiguiese hacerse con el 50% de los votos. El segundo de ellos sucedería en caso de que el candidato ganador no obtuviese un 40% de los votos con al menos 10 puntos de ventaja sobre el segundo. Las sospechas vienen alimentadas por diversas irregularidades detectadas en varios colegios y por el hecho de que el recuento se viera interrumpido cuando los últimos datos oficiales atribuían a Evo Morales en torno al 45% de las papeletas por más del 37% de Mesa, lo que obligaría a celebrar una segunda vuelta. En este caso Mesa podría contar con el apoyo del resto de candidatos opositores, lo que pondría aún más difícil la reelección a Morales.

Publicidad