Más de 25.000 terroristas extranjeros se unen a la yihad

La ONU advierte de que la mayoría viaja a Siria e Irak

La Razón
La RazónLa Razón

Más de 25.000 personas de más de 100 países diferentes abandonaron sus hogares para convertirse en terroristas, los cuales se dividieron entre Al Qaeda, el Estado Islámico y otros grupos, según un informe de la ONU. El número de personas que quieren convertirse en terroristas en todo el mundo ha aumentado en un 71% entre mediados de 2014 y marzo de 2015, según se escribió en el documento citado redactado por un comité de expertos que supervisa las sanciones de Naciones Unidas contra la red terrorista de Al Qaeda.

En dicho documento, presentado ante el Consejo de Seguridad de la ONU, se mantiene que Siria e Irak son los países que atraen más personas deseosas de convertirse en terroristas. A las dos naciones acudieron más de 20.000 personas, que querían en su mayoría integrarse en el Estado Islámico. No obstante, algunos también optaron por el Frente al Nusra, la formación de Al Qaeda que se reparte en Siria y Líbano.

Este flujo «es el más alto que jamás se ha visto», según indican los expertos en el documento, que se ha hecho llegar a los 15 miembros del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, órgano encargado de aprobar los castigos de la comunidad internacional.

Otro país que destaca en la lista es Afganistán, donde se estima que hay alrededor de 6.500 terroristas. En menor cantidad, pero con cifras que también preocupan a la ONU, se encuentran Yemen, Libia y Pakistán, donde operan cientos de terroristas. La procedencia de los terroristas suele ser de Túnez, Marruecos, Francia y Rusia, entre otros países. A su vez, también llama la atención el aumento de personas de las Maldivas, Finlandia y Trinidad y Tobago. A pesar de que desde Washington se insiste en que se ha ganado terreno a los terroristas del Estado Islámico en Siria e Irak, en el documento se advierte a los gobiernos sobre la peligrosidad de estos yihadistas cuando vuelvan a sus hogares una vez que la lucha en Siria e Irak haya terminado. «Los terroristas y sus redes representan una inmediata y larga amenaza y un problema de seguridad global urgente», se redacta en el informe. Dicha falta de seguridad se ha visto aumentada debido al mundo globalizado de hoy en día, donde todo está conectado. De esta forma, en el documento de la ONU, se llama la atención sobre las probabilidades de que estos ataques terroristas crezcan «sobre todo con ataques en hoteles y espacios públicos». Los terroristas se entrenan en escuelas que recuerdan a las de los talibanes en Afganistán en los años noventa.

En el mismo documento, se explica que menos del 10% de la información básica para identificar a los terroristas se ha colocado en sistemas globales, mientras también se ha pedido que haya un mayor intercambio de datos entre las agencias internacionales de inteligencia.

El EI «seduce» a los europeos

El Estado Islámico es en la actualidad la organización islamista que más occidentales ha conseguido reclutar en sus filas. Según los expertos, esta milicia está integrada por unos 31.000 combatientes entre los cuales se encontraría unos 12.000 extranjeros, 2.500 occidentales, una cifra que el ICRS eleva a 4.370. De ellos, la mayoría proceden de Francia (1.200), Reino Unido (600), Alemania (600) y España (100).