Internacional

Apoyo masivo de los venezolanos en España a Guaidó

Entrevista a Sergio Contreras, uno de los miles de venezolanos que se manifestará el sábado en la Puerta del Sol. El ex preso político insiste al personal diplomático de Venezuela en España que se acojan a la ley de Amnistía

Entrevista a Sergio Contreras, uno de los miles de venezolanos que se manifestará el sábado en la Puerta del Sol. El ex preso político insiste al personal diplomático de Venezuela en España que se acojan a la ley de Amnistía de Guiadó

Publicidad

El periodista y ex preso político Sergio Contreras es uno de los miles de venezolanos residiendo en España que acudirá hoy a la manifestación convocada a las 19:00 en la Puerta del Sol. Contreras, dirigente del partido Voluntad Popular, estuvo durante 60 días en la temida cárcel de Ramo Verde después de ser detenido durante una protesta en Caracas a principios de 2017. Fue el primer civil juzgado como militar activo en Venezuela. A Contreras le imputaron delitos de traición a la patria, rebelión militar y sustracción de armas del Ejército. ¿Su delito? Defender a tres señoras que se estaban manifestando y siendo golpeadas por la Policía. Tras su etapa en prisión le liberaron, por suerte, mucha gente había grabado con sus teléfonos móviles lo sucedido, así que lo dejaron en "libertad condicional", es decir, se convirtió en "un proceso de persecución permanente. La situación se volvió insostenible y volvieron a dictar una orden de detención contra mí". Después de una odisea de más de 1.000 kilómetros hasta Colombia, pudo venir a España. Aquí vive junto a su mujer, que entonces estaba embarazada, y sus dos hijos. Hoy gritará desde la tarima del centro de Madrid junto a los diputados de la Asamblea Nacional venezolana, líderes de los partidos políticos españoles y alguna eurodiputada española que se sumarán al clamor general de los venezolanos. "Para que ese mensaje de libertad también llegue a Venezuela, para que las voces de la democracia retumben en todas partes del mundo, con el grito de libertad que tiene Venezuela en este momento".

¿Se espera que sea tan masiva como la del 23 de enero?

Publicidad

Los venezolanos están absolutamente movilizados. No solamente en Madrid sino en más de 190 ciudades. Esperamos que la manifestación sea masiva y queremos que sea del mismo tamaño a la de la semana pasada.

Publicidad

¿Cuántos venezolanos viven en España?

Son más o menos 400.000 venezolanos, de los cuales, aproximadamente, unos 150.000 tienen doble nacionalidad. Sólo en Madrid hay más de 50.000 venezolanos, por eso sabemos que la participación va a ser masiva. Sobre todo porque Venezuela está viviendo una etapa en la que se está reinstalando una esperanza que está movilizando a los venezolanos. No es menos ciertos que los primeros actos del Gobierno de Juan Guaidó están motivando a muchísimos venezolanos dentro y fuera del país para abrirle las puertas a la democracia.

Ayer se publicó una encuesta en la que el 81% de los venezolanos reconoce a Guaidó como su presidente interino, ¿es similar el respaldo en España?

Tenemos absolutamente claro que, a excepción de una pequeña parte del personal diplomático, porque sabemos que dentro del Consulado hay un gran malestar producto de meses sin poder cobrar, debido a una política internacional que ha dejado a la deriva a los cónsules y embajadores, pues conocemos que solo una pequeña cantidad del personal diplomático está a favor de Nicolás Maduro. La inmensa mayoría de los venezolanos en Madrid, en más de 95%, están con este proceso de cambio y transformación. Solo muy pocos, favorecidos por los negocios del Gobierno, que hicieron grandes cantidades con la corrupción y el lavado y se instalaron aquí. Pero son tan pocos que no significan nada porcentualmente. Con lo cual, se puede decir que la casi absoluta mayoría de los venezolanos en España están absolutamente convocados por el proceso de paz y transformación democrática en Venezuela.

Publicidad

Ya ha habido nombramientos de personas que harán las veces de "diplomáticos"en Estados Unidos, como es el caso de Carlos Vecchio. ¿Qué sucederá en España? ¿Habrá nombramientos por parte de Guaidó?

Nosotros vamos a hacer un llamado para que se plieguen a las garantías y protección que ofrece la ley de Amnistía. Personalmente he ido a la sede del Consulado y he mandado mensajes directos tanto a los cónsules como al embajador. ¡No desperdicien su larga carrera diplomática para defender un proceso que ya caducó! Que se pongan del lado de la Constitución y del Gobierno de transición, para que una vez en ese lado, se arropen con las garantías de la ley de Amnistía y con ello puedan seguir representando a la República fuera del país. Todos aquellos que no lo hagan, que decidan seguir apostando por la dictadura, en breves días, cuando ser reconozca a Juan Guiadó como presidente, Guiadó nombrará indefectiblemente a la representación consular y diplomática. Por ejemplo en España, las autoridades españolas tendrán que solicitar las acreditaciones y, al no tener las credenciales diplomáticas, lo que procedería es que esos gobiernos terminen por invitarles a retornar a su país de origen, a Venezuela. Si en algún caso se ha generado alguna malversación de fondos o uso inadecuado de la renta consular, tendrán que enfrentarse a la Justicia.

Digamos que este lunes, cuando España reconocerá a Guaidó como presidente interino de Venezuela, si el personal diplomático a su vez, no lo hace, ¿podrían abandonar el país por no ser los representantes diplomáticos de Venezuela?

Es correcto. No tendrían ninguna acreditación para actuar en representación de la República y el Gobierno de España debería solicitarles de manera inmediata a los cuatro cónsules y al embajador que presentasen sus credenciales ante La Moncloa. Y, al carecer de ellas, el Gobierno de Pedro Sánchez, respetando todos los acuerdos y tratados internacionales, los invitase a abandonar el país en un plazo de 48 o 72 horas. Eso sí, el personal consular y diplomático debe saber que el Gobierno de transición les estamos tendiendo la mano. Sus hijos y sus nietos son nuestros hijos y nuestros nietos. Nuestra mano está tendida para que se pongan del lado del pueblo y la Constitución. Nunca vamos a cerrar el puño ni contra ellos ni contra los militares ni contra ningún hermano venezolano. La democracia guía sus pasos.

Me asombran sus palabras tan magnánimas y que vengan precisamente de usted, quien fue injustamente encarcelado y pasó librado de su libertad 60 días, en una de las peores cárceles de Venezuela, con la posterior persecución...

Yo conozco ese monstruo por dentro. Yo sé cuál es el aroma de la represión y la dictadura. Yo no quiero que ningún hermano venezolano, ninguno, sienta ese mismo aroma. Yo no quiero que nadie vea el reflejo de ningún barrote, de una celda, en sus ojos, y que su familia no tengan que visitarlo en una prisión. Porque yo lo he vivido y conozco el sufrimiento de mi familia. No quiero eso para mi país. Quiero que Venezuela se pacifique e inicie un proceso de transición fraterno. Un proceso en el que nadie vea la cara de otro como enemigo. Sino como hermanos reconstruyamos las bases de la democracia, reinstalando los poderes públicos, la paz y la concordia. Venezuela no merece un día más de sufrimiento, de dolor, de verse como enemigos. Tenemos que retomar el camino de la paz y eso solo lo podemos hacer con la ley de Amnistía, el perdón y la justicia. Eso no quiere decir que vayamos a perdonar a aquellos que hayan violado los derechos humanos. Si no se han violado los derechos humanos y si apoyan esta causa que es un clamor popular, van a contar con un gobierno garantista y legalista con los derechos de los venezolanos. En Venezuela ha llegado la hora en la que la concordia y la paz sea lo que reine para nunca más vuelva a ningún proceso de conflicto.

¿Qué pasará con los presos políticos que siguen detenidos en Venezuela? ¿Está contemplada su liberación en el nuevo gobierno?

Una vez que cese la usurpación, indefectiblemente, se producirá la liberación de todos los presos políticos de Venezuela. Los 900 presos políticos que hay en este momento así como los más de 400 funcionarios de las Fuerzas Armadas que se encuentran presos, casi todos los miembros del batallón Ayala. Todos aquellos con uniforme militar van a abrazar de nuevo la libertad porque el gobierno democrático de transición de Juan Guaidó va a abrir las puertas de las celdas de cada uno de nuestros hermanos venezolanos que, por razones políticas, están tras las rejas sin haber cometido ningún delito, para que así se sumen al proceso de reconstrucción nacional. Un proceso que va a comenzar pronto. Es que además, no podemos ir a un proceso electoral, que es la última de las tres fases del nuevo gobierno, si hay candidatos presos, inhabilitados o refugiados. Venezuela tiene que abrir las puertas a los hermanos que han salido y tiene que levantar las habilitaciones que lamentablemente fueron dictadas por órdenes del presidente y arrebataron de la vida política a hombres y mujeres dignos, que nunca debieron estar inhabilitados. Las inhabilitaciones a los partidos políticos tienen que cesar. Por eso que es tan importante, no solamente, que cese la usurpación, sino que se inicie el gobierno de transición para que se puedan reinstalar los poderes políticos. Necesitamos un nuevo fiscal general, un consejo nacional electoral, un tribunal supremo de justicia... Si no, lamentablemente, Venezuela no podrá transitar por la paz interna. Se tienen que nombrar de nuevo esos poderes públicos para poder ir a elecciones libres y democráticas, con observación internacional.