Mitzy Capriles: «Podemos nos pidió que la reunión fuera privada»

«Temo por la vida de mi esposo y la del resto de presos políticos de Venezuela»

Mitzy Capriles. Mujer del alcalde de Caracas
Mitzy Capriles. Mujer del alcalde de Caracas

La dignidad por encima del miedo. Es un axioma que Mitzy Capriles tiene perfectamente instalado en su esquema vital. La esposa de Antonio Ledezma, el alcalde de Caracas encarcelado bajo acusación de instigar un golpe contra el presidente Nicolás Maduro, habrá conseguido entrevistarse con tres presidentes de gobierno de España en apenas 24 horas. Ayer estuvo con Felipe González y José María Aznar, y hoy se reunirá con Mariano Rajoy. También fue recibida en su jornada maratoniana de ayer por Pedro Sánchez y María Dolores de Cospedal. En una entrevista con LA RAZÓN, Capriles asegura que teme por la vida de su marido, preso en la cárcel militar de Ramo Verde, a las afueras de Caracas, la ciudad de la que Ledezma es regidor desde hace seis años.

–¿Cuándo fue la última vez que vio a Antonio Ledezma y cómo se encuentra?

–La última vez que lo vi fue el domingo pasado. Lo encontré sumamente sereno, convencido de que el paso que dio es el que tenía que haber dado. Él tomó su decisión de vida y, a pesar de haber sido perseguido durante tres semanas y media de manera amenazante, decidió quedarse en el país y enfrentar cualquier juicio, aún a sabiendas de que en Venezuela los poderes ejecutivo, legislativo y judicial pertenecen a gente de la misma tolda del Gobierno y de que no es posible imaginar un juicio imparcial.

–¿Teme por la vida de su esposo?

–Sí, y no sólo por la vida de él sino por la vida de todos los presos políticos, y por la vida de los estudiantes que están en mazmorras en cárceles terribles. Temo por todos los que son disidentes, que no están exentos de que en cualquier momento se monte un juicio en su contra.

–Venezuela despierta cada vez un mayor interés en los medios de comunicación de todo el mundo. ¿A qué cree que se debe?

–El mundo, cada día, es más consciente del poco talante democrático del Gobierno de Nicolás Maduro. Cuando sólo se encuentra la represión como única medida para reaccionar frente a su oponente es que no tiene armas suficientes para defenderse. Antonio Ledezma es un demócrata convencido de toda la vida. Su hoja de servicios así lo indica. Ha sido un hombre contemporizador de palabra y de hechos. Y lo han encarcelado. Eso es represión.

–¿Qué cree que va a suceder en Venezuela los próximos meses?

–Tengo una grandísima esperanza porque el pueblo ya despertó. Tengo la total seguridad de que el hambre, las vicisitudes y las angustias existenciales que estamos viviendo los venezolanos nos están diciendo que muy prontamente va a haber un camino por la vía democrática que nos conduzca a reformularnos el país que nos merecemos.

–¿Puede haber una revuelta dentro del chavismo para sustituir a Maduro?

–Es que no lo pondría bajo la óptica del chavismo o no chavismo. Lo sitúo de cara al venezolano, que teniendo una inclinación política u otra, habiendo sido pro Gobierno, hoy en día se da cuenta de que la gran mayoría de las promesas con las cuales el señor Chávez llegó al poder no se han cumplido. La inmensa renta petrolera, como jamás se había dado en nuestro país, no se ve reflejada en el cumplimiento de una mejor calidad de vida. Dar dinero a través de «misiones» (programas de asistencia social) no es lo que puede llevar al venezolano a encontrar trabajo.

–¿Los países latinoamericanos están siendo activos en la defensa de los derechos humanos en Venezuela?

–Está de mano de cada país democrático saber hasta qué se compromete y se manifiesta frente al horror que vivimos en nuestro país. Los gobiernos de países hermanos que sean verdaderamente democráticos tienen que ver con estupor la falta de libertades que estamos viviendo en Venezuela.

–¿Qué le transmitieron los dirigentes de Podemos en su reunión en Estrasburgo esta semana?

–Nosotros pedimos conversar con quienes estaban representando en Estrasburgo su espectro político. Así que fuimos recibidos por la eurodiputada Tania González, que amablemente nos atendió junto al portavoz de temas internacionales. Si bien nos recibieron, me pidieron reiterativamente que tuviera carácter privado. De hecho, no hubo ninguna foto.

–¿Qué impresión se llevó?

–Me impresionó que si usted tiene talante democrático, usted no se puede negar a decirle al mundo que esta medida tomada de forma arbitraria por un Gobierno es absurda. No se trata sólo de decir que «no nos gusta que encarcelen alcaldes», se trata de repudiarlo. Toda manifestación blanda en relación a arbitrariedades que atentan contra los derechos humanos es una lástima, porque quiere decir que usted está perdiendo la oportunidad de decir en su país si usted es demócrata o no.

–Podemos se ha opuesto a la resolución de condena al Gobierno de Venezuela. ¿Qué le parece?

–Quedará escrito un capítulo de la historia en la que no fueron solidarios con una causa justa.

–¿Cree que el Gobierno venezolano financió a Podemos?

–No tengo constancia de ello, pero si fuese así, es una verdadera lástima que los españoles puedan tener vocación de desacierto votando por alguien que se parezca a los terribles 16 años que hemos vivido, producto de no haber entendido que no había intenciones verdaderamente democráticas y libres en ese sistema de Gobierno que tenemos hoy en día.

–¿Antonio Ledezma negociaría con el Gobierno si es liberado?

–Antonio siempre ha insistido en que hay una parte de Venezuela que puede pensar diferente con la que hay que sentarse a hablar, pero no se puede emprender un diálogo con una lata de gasolina en una mano y con un fósforo encendido en la otra. A punta de insultos, de vejaciones, de humillaciones, a punta de un verbo soez no es como se puede gobernar un país. Para dialogar yo tengo que reconocerte como mi opositor y tú tienes que reconocerme a mí. No puede haber diálogo en un país donde hay presos políticos y los estudiantes han sido encarcelados por protestar.

–¿De qué manera se han comprometido los dirigentes españoles con los que se ha reunido?

–Hemos recibido una solidaridad que nos ha conmovido y que no esperábamos tener. Venezuela se merece la solidaridad que está recibiendo.

–¿Qué plantean los dirigentes opositores para sacar al país de la crisis?

–Los dirigentes opositores, Antonio Ledezma, Henrique Capriles, María Corina Machado, Leopoldo López y toda la Mesa de la Unidad Democrática han llamado al diálogo siempre, y jamás a una salida que no esté dentro de la Constitución, para afrontar los problemas que tenemos en Venezuela. Nunca se ha llamado a un golpe de Estado ni se llamará porque quienes nos oponemos a este Gobierno somos democráticos. Tiene que haber un diálogo y caminar en la senda de la paz. Lo contrario en Venezuela sería un suicidio.

Carta a Aznar

«Prisionero de un gobierno intolerante»

«Esta carta se la escribo desde la celda en la que me encuentro prisionero de un Gobierno intolerante y represivo, que no ha cesado en perseguirnos fracturándonos la indoblegable voluntad de servirle a los más caros y nobles principios democráticos con los que comulgamos». Éste es un fragmento de la carta que el alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, le ha enviado a José María Aznar, escrito de su puño y letra desde la prisión militar de Ramo Verde, donde se encuentra recluido desde el pasado 19 de febrero. Mitzy Capriles, la esposa del dirigente preso, tuvo ocasión de entregársela ayer en mano al ex presidente del Gobierno en su encuentro en la sede de FAES en Madrid.