Mueren otros tres heridos en incidentes de la provincia egipcia de Port Said

Tres personas que resultaron heridas en los choques entre la policía egipcia y grupos de manifestantes registrados en los últimos días en la provincia de Port Said (este de Egipto), murieron hoy, con lo que se eleva a cuarenta la cifra de fallecidos en esa ciudad, informó la agencia egipcia, Mena.

Además, seis agentes de seguridad y siete soldados resultaron heridos por los choques contra manifestantes en los alrededores del puente de Qasr al Nil, cerca de la plaza cairota de Tahrir.

En el centro de El Cairo, esta mañana una persona murió por las heridas sufridas durante los choques entre manifestantes y las fuerzas del orden en la plaza Tahrir y sus inmediaciones.

Esta es la primera víctima mortal en la capital egipcia desde el inicio de los disturbios el viernes pasado, 25 de enero, con motivo de la conmemoración del segundo aniversario del inicio de la revolución que derrocó al presidente Hosni Mubarak, que han causado unos cincuenta muertos en el país.

El presidente egipcio, Mohamed Mursi, ordenó ayer el toque de queda y el estado de emergencia en Port Said, Suez e Ismailiya, cercanas al canal de Suez, para intentar frenar la violencia.

Esas medidas fueron hoy aprobadas por el Parlamento, que también autorizó al Ejército cooperar con la policía y detener a los civiles que atenten contra la seguridad.