Política

Obama promete que Khatallah se enfrentará «a todo el peso de la justicia»

El presidente de EE.UU., Barack Obama, confirmó hoy que autorizó una operación para capturar en Libia a uno de los supuestos responsables del ataque contra el consulado de su país en Bengasi, Ahmed Abu Khatallah, que aseguró "se enfrentará a todo el peso de la justicia estadounidense".

El gobernante dijo que el hecho de que Khatallah esté ahora en poder de los estadounidenses, posiblemente en un barco de guerra, "es una prueba de lo concienzudos esfuerzos de nuestros militares, investigadores y personal de inteligencia".

"Con esta operación, Estados Unidos ha demostrado una vez más que hará todo lo que sea necesario para ver que se hace justicia cuando se hace daño a estadounidenses", añadió Obama.

El Pentágono confirmó hoy que en una operación conjunta de fuerzas especiales y miembros de la Policía Federal (FBI) fue capturado en el este de Libia Khatallah, supuesto cabecilla de la organización terrorista islámica Ansar al Shariah, a quien se le atribuye la organización del ataque contra el consulado estadounidense en Bengasi.

En el ataque, llevado a cabo el 11 de septiembre de 2012, murió el embajador estadounidense en Libia, Chris Stevens, un miembro de la seguridad del Departamento de Estado y dos empleados de la CIA.

"Incluso en el momento en que celebramos el éxito de la operación, debemos pararnos a recordar a los cuatros estadounidenses que dieron sus vidas en Bengasi representando a su país", añadió Obama en su comunicado.

El presidente prometió seguir el trabajo para llevar al resto de responsables del ataque ante la justicia estadounidense y aseguró que seguirán "vigilantes ante todo tipo de acto de terrorismo"y darán prioridad "a la protección de nuestros soldados y civiles en el exterior".

Obama, que ha sido duramente criticado por la oposición republicana por no lograr avances para dar con los supuestos responsables del ataque, afirmó que su prioridad siempre fue "llevar ante la justicia a los responsables de las muertes de cuatro valientes estadounidenses".