Actualidad

Otro aviso a los grandes partidos

¿Qué es lo que estaba en juego en estos comicios?

Publicidad

Había dos cosas en juego. En primer lugar, si el partido nacionalista de extrema derecha Alternativa para Alemania (AfD) ganaría una mayoría en el Parlamento Estatal. Las proyecciones concedían a los socialdemócratas la victoria en Brandeburgo, y a los democristianos en Sajonia. Pero la situación es volátil, y no hay nada escrito. Segundo: si Unión Cristianodemócrata (CDU) y el Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD) obtenían malos resultados en las dos elecciones estatales, esto podría acelerar una posible ruptura de la gran coalición a nivel federal. Los resultados serán significativos.

¿Qué podría haber supuesto la victoria de AfD?

Si Afd ganara una elección estatal, esto dispararía todas las alertas en la política alemana. Aunque es muy poco probable que formen parte de un nuevo Gobierno estatal, porque los partidos democráticos intentarán formar coaliciones que excluyesen a AfD. El consenso democrático en Alemania es muy sólido.

¿Cuál es el futuro de Annegrett Kramp-Karrenbauer tras los malos resultados?

Publicidad

Por el momento, Kramp-Karrenbauer se ha establecido en la cima de la CDU. Incluso tras la caída de votos, no habrá un desafío a su liderazgo. Sin embargo, está menos claro si AKK será la candidata del partido para la suceder a Angela Merkel en las próximas elecciones federales. Es posible que los sectores críticos de la CDU la desafíe si siguen estando por debajo del 30%.

¿Por qué estos Estados están votando por AfD, a pesar de los esfuerzos para apoyar esta parte del país?

Publicidad

Aún después de 30 años desde de la reunificación, todavía queda una brecha económica y política entre los antiguos y los nuevos Länder. Por ello es común que el Este sienta que se está quedando atrás.

Analista político e investigador de la Universidad de Colonia