Passos Coelho promete compromiso «renovado y fortalecido»

Pedro Passos Coelho durante su discurso en la sesión de investidura
Pedro Passos Coelho durante su discurso en la sesión de investidura

El primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho, que hoy fue investido por el presidente Aníbal Cavaco Silva, prometió un sentido de compromiso y de negociación "renovado y fortalecido"para afrontar los retos del país. "La coyuntura parlamentaria, en la que la mayoría que apoya al Gobierno es relativa, y no absoluta", refuerza esa necesidad, declaró en su primer discurso dirigido a la nación como jefe del Ejecutivo, en el que apeló a la cooperación de todas las fuerzas políticas, económicas, cívicas y sociales.

Tras enumerar los logros conseguidos con su primer Gobierno, que "no falló"en la misión de "salvar al país de un desastre económico y social", destacó que "fueron años duros"y subrayó: ahora "no podemos destruir las bases"del camino trazado.

Según el jefe del Gobierno, Portugal se encuentra en una trayectoria de crecimiento de la economía y del empleo, y los "desvíos precipitados"podrían "echarlo todo a perder".

Por ello, consideró fundamental el cumplimiento de las obligaciones internacionales de Portugal y de las reglas de la Unión Europea y de la zona del euro.

"Ésta es una condición absolutamente indispensable para asegurar nuestro futuro común con estabilidad, con más empleo y más justicia social (...) Nadie debe arriesgar el bienestar de los portugueses en nombre de una agenda ideológica o de ambiciones políticas personales o partidistas", avisó.

Passos Coelho citó la lucha contra las desigualdades y una "nueva fase de modernización administrativa"como las grandes prioridades de su Ejecutivo y prometió no "dejar de respetar"el esfuerzo realizado por los portugueses en los últimos años.

El primer ministro pronunció este discurso en el Palacio Nacional de Ajuda, en Lisboa, donde hoy tomó posesión del cargo junto a su viceprimer ministro y los otros quince miembros de su gabinete, en una ceremonia presidida por Cavaco Silva.

A partir de hoy, cuenta con un plazo de diez días para presentar su programa de Gobierno en la Asamblea, algo que está previsto que haga los próximos 9 y 10 de noviembre.

Será entonces también cuando, tal y como han anunciado, el Partido Socialista, el marxista Bloque de Izquierda (aliado con el griego Syriza y el español Podemos en Europa) y el Partido Comunista Portugués -que unidos tienen mayoría en la Asamblea- presenten una moción de rechazo del nuevo Ejecutivo.

Si finalmente eso ocurre, Cavaco Silva puede optar por encargar gobierno al socialista António Costa, como líder de la segunda fuerza más votada, o dejar el Gobierno en funciones hasta que se celebren nuevas elecciones, a partir de junio del 2016.

EFE