¿Por qué llevaba chándal Fidel Castro?

El dirigente cubano cambió su uniforme militar por la prenda deportiva en sus últimas apariciones

Fidel Castro falleció el pasado 25 de noviembre dejándonos acostumbrados a verle siempre vestido con su uniforme verde militar tanto en mítines políticos, por televisión y reuniones con personalidades de todo tipo. Esto cambió en la última década donde el dirigente cubano mostró un chándal de Adidas tras someterse a una intervención quirúrgica.

Tras la operación en agosto de 2006 Fidel adoptó un nuevo uniforme. Dejó el verde militar prácticamente abandonado causando un gran impacto al aparecer con esa indumentaria en lugar de los atuendos de guerra a los que tenía acostumbrados al mundo.

Pero no solo utilizaba el chándal en fotografías para prensa, sino que se convirtió en algo habitual dando mítines políticos o en televisión y verlo reunido con diferentes personalidades con esa ropa. Recibió entre otros líderes al Papa Francisco, al presidente de China Hu Jintao e incluso a Nicolás Maduro, quien decidió imitarle con su peculiar chándal con la bandera venezolana.

Fidel también mostró un gran repertorio de chandales y de diferentes marcas: Puma, Umbro e incluso la estadounidense Nike vistió a Castro. Pero el más popular de todos ellos fue el que «tomó prestado» del equipo olímpico cubano. La marca alemana, por su parte, no se manifesto en ningún momento ni a favor ni en contra de esto. Solo aclaró que tenía contrato con el equipo cubano y que «hacía ropa para deportistas y no para líderes».

Este cambio de vestimenta tan radical en el 'outfit' de Fidel tiene varias hipótesis. Unos dicen que se debe al populismo. 'No viste con trajes militares de gala, sino que viste como un ciudadano del pueblo cubano'. Otros dicen que lucía el chándal para mostrar que seguía en plena forma a pesar de sus achaques e intentar disimular de este modo sus problemas de salud, y, hay quien cree que el chándal solo era una prenda mucho más cómoda a la hora de llevarla puesta y mucho más sencilla que un uniforme militar para vestirse y desvestirse.

En cualquier caso Fidel nos acostumbró a un cambio antagónico en su forma de vestir como si nada y cambió un uniforme por «otro» sin importar si lo lucía para el pueblo o para alguno de los líderes mundiales entre los que en alguna ocasión creó la tendencia del «Chandalismo Revolucionario».