Actualidad

España reconoce a Guaidó como presidente de Venezuela para convocar elecciones

Sánchez se apoya en la “legitimidad” del líder opositor, pero le impone un “horizonte claro”: llamar a las urnas “en el menor tiempo posible”

Este domingo finalizó el plazo dado a Nicolás Maduro para que convocara elecciones presidenciales. El jefe del Ejecutivo asegura que promoverá un plan de ayuda humanitaria en el seno de la UE

Publicidad

El Gobierno ha realizado esta mañana el reconocimiento “firme y expreso” de Juan Guaidó como “presidente encargado de Venezuela” después de que expirara el plazo de ocho días que España y otros países europeos dieron a Nicolás Maduro para que convocara elecciones, sin que éste “haya dado paso alguno en esta dirección”. En una comparecencia sin preguntas en Moncloa, Pedro Sánchez ha defendido que la “legitimidad” de Guaidó emana de su condición de presidente de la Asamblea Nacional, que sí se configuró a partir de unos comicios libres y reconocidos por la Comunidad Internacional. No obstante, se trata de un reconocimiento finalista, pues el Ejecutivo le impone al líder opositor un “horizonte claro” en su papel de presidente, que no es otro que la “convocatoria de elecciones en el menor tiempo posible” para que sea “en exclusiva” el pueblo venezolano quien decida con su voy y su voto su futuro. Unas elecciones “libres, democráticas y con garantías. Sin miedos, sin presiones y sin amenazas”. Para verificarlo, España impulsará y apoyará un Grupo de Contacto Internacional creado por la Unión Europea para “acompañar a Venezuela en este proceso”.

En la misma línea, se promoverá en el marco de la UE y de Naciones Unidas un Plan de Ayuda Humanitaria para paliar urgentemente la situación que vive el país. El Ejecutivo trabajará para que la “democracia plena” se retome en Venezuela, una democracia plena que significa “primacía de los Derechos Humanos, pluralismo político y que no haya presos políticos”. “No daremos un paso atrás en este empeño. España va a estar a la altura de lo que se espera de ella en este conflicto”, ha destacado Sánchez. El Gobierno también tiene presente la situación de la numerosa colonia española que reside en Venezuela y que representan “una absoluta prioridad” y los intereses de muchas empresas patrias radicadas allí.