Una pareja marroquí y su hija de 4 años viajó en marzo a Siria para unirse al Estado Islámico

Una pareja de jóvenes marroquíes y su hija de cuatro años viajaron en marzo a Siria para unirse a las filas del Estado Islámico (EI), informó hoy el Observatorio del Norte de Derechos Humanos (ONDH). Según la ONG, además de la pareja -el hombre de 33 años y su mujer de 23 años- también viajaron a Siria e Irak otras tres personas, entre ellas el funcionario que trabajaba en el Tribunal de Primera Instancia de Tetuán y un amigo suyo.

El mes pasado, el ONDH ya informó de que el funcionario, de 25 años, aprovechó un viaje organizado a Turquía, adonde supuestamente iba de vacaciones, para desde allí atravesar la frontera y entrar en Siria.

Las seis personas que abandonaron Marruecos el mes pasado proceden de la ciudad de Tetuán, situada en el norte del país, y de localidades cercanas, y todas emprendieron el viaje desde el aeropuerto internacional Mohamed V de Casablanca.

Ayer mismo, la policía marroquí desmanteló una célula terrorista en Fez, en el centro del país, que se encargaba de reclutar y enviar a voluntarios a Irak y Siria para combatir en las filas del EI.

Además, el 23 de marzo, la policía marroquí desmanteló otra célula que se hacía llamar Estado Islámico en Magreb al Aqsa-Descendientes de Yusef ben Tachfine, activa en nueve ciudades del país.

Según las estadísticas oficiales, un total de 1.354 marroquíes combaten en las filas de grupos terroristas en las zonas de tensión, de los que 246 murieron en Siria y 40 en Irak, y otros 156 personas volvieron a Marruecos.