Lifestyle

La depilación integral dispara las enfermedades de transmisión sexual

Los expertos alertan sobre los riesgos de la moda de la depilación integral en el contagio de enfermedades de transmisión sexual.

Los expertos alertan sobre los riesgos de la moda de la depilación integral en el contagio de enfermedades de transmisión sexual.

En verano, la depilación se vuelve casi una obsesión para muchas mujeres (y cada vez más hombres). La prueba es que aunque el calor sea asfixiante, si la depilación no es perfecta, somos capaces de enfundarnos un pantalón largo y sudar todo el día. Con la ropa de baño el problema es mayor. La moda de la depilación integral va sumando adeptos que ignoran sus riesgos: "Desde la última moda de depilación púbica en ambos sexos, los dermatólogos asistimos impotentes a un aumento alarmante de las enfermedades de transmisión sexual entre los jóvenes", denuncia el doctor Ramón Grimalt, miembro de la Asociación Española de Dermatología y Venerología (AEDV).

Grimalt no tiene reparos en tildar de "absurda"esta moda y recuerda que el pelo y el vello están pensados para proteger al ser humano: "El de la cabeza para evitar las quemaduras solares y los traumatismos, el de las cejas y las pestañas para paliar los traumatismos y las motas en los ojos y los párpados y el púbico para mantener a raya las heridas, los golpes genitales y las infecciones durante las relaciones sexuales".

El roce inevitable que se produce durante las relaciones sexuales puede provocar heridas en una piel ya irritada por una depilación reciente. Estas pequeñas facilitan la penetración de microorganismos y, por tanto, la infección. La enfermedad sexual que más ha aumentado con la depilación integral es el virus del papiloma humano (VPH), pero también pueden transmitirse herpes, hongos, infecciones bacterianas e incluso la temida sífilis que, según apunta Grimalt, "vuelve a ser habitual en las consultas del dermatólogo".

El preservativo poco o nada puede hacer en estos casos. Si durante una relación sexual, ambos miembros presentan un pubis sin pelo, cualquier infección que tenga uno de ellos pasará inevitablemente al otro. "El preservativo sólo protege una pequeña parte de dicho riesgo", matiza Grimalt. La única forma de prevenirlo es mantener el vello púbico, que al menos uno de los dos miembros de la pareja mantenga el pelo en la zona central del pubis "para evitar el roce directo de piel contra piel en la zona", ahonda el dermatólogo.

Un riesgo añadido de la depilación en verano son las manchas de la piel. Durante los días siguientes a la depilación conviene evitar la exposición al sol para prevenir la aparición de manchas oscuras en la piel.